martes, 26 de septiembre de 2006

Rivalidades Deportivas cap 7... Celtics vs Lakers

La gran rivalidad. Boston contra Los Angeles, Este contra Oeste. La tradición contra el showtime. Los dos equipos más grandes en la historia del baloncesto.
El baloncesto lo inventó en 1891 un canadiense, el profesor Naismith en Springfield, Massachussetts. La NBA (National Basketball Association) nació
en 1946.
Entre los equipos originales no podía faltar uno de Boston, en el Estado donde nació el baloncesto. El nombre de los Celtics se debe a la enorme colonia irlandesa que hay en la ciudad, así como el color verde que siempre ha tenido en su camiseta tradicional. El escudo del equipo recoge a un leprechaun con un balón de baloncesto. Los Celtics son el equipo más grande de la NBA, con 16 títulos.
Entre los equipos originales también estaban los Minneapolis Lakers. El origen de este equipo está en 1947, cuando unos empresarios de Minneapolis adquirieron los derechos de los Detroit Gems, cuyos desastrosos resultados le permitieron escoger al mejor jugador universitario en el draft de 1947, George Mikan, la primera gran super estrella de la NBA, un jugador de 2.08 que dominaba las zonas. Tan bueno era Mikan que los Lakers ganaron 5 campeonatos en 6 temporadas, siendo la primera dinastía de la NBA.
El nombre del equipo se debe a que en el área de Minneapolis-St.Paul (las Twin Cities) hay un total de 24 lagos. Sin embargo en 1960 el equipo se trasladó a la calurosa Los Ángeles en California.
En 1956 llega a Boston un jugador que cambió el baloncesto, Bill Russell, seguramente el mejor defensor de todos los tiempos y que mantiene el récord absoluto de anillos de campeón con 11 títulos. Un reboteador inteligentísimo y un taponador nato, para muchos el mejor jugador de la historia. Fue además un muy activo luchador por los derechos de los americanos negros.
En 1957 los Boston Celtics ganan su primer campeonato contra los Saint Louis Hawks e inician una época gloriosa como no ha habido otra igual. En los 13 años siguientes juegan 12 finales de la NBA, ganan
do hasta 8 campeonatos consecutivos.
Aunque el primer enfrentamiento es en 1959 entre los todavía Minneapolis L
akers y los Celtics con victoria para los bostonianos por 4-0, la cosa se pone interesante en los 60. En las 8 temporadas que van de 1962 a 1969 los Celtics ganan en las 6 ocasiones en que llegan ambos a la final de la NBA.
Y eso a pesar de que los Lakers tenían un equipo espectacular nada menos que con estrellas como Wilt Chamberlain, Elgin Baylor o Jerry West. Tan bueno era Jerry West que su silueta es el famoso logo de la NBA. Un alero anotador con una media de 27 puntos en toda su carrera. El único jugador en la historia que ha sido elegido Mejor Jugador de una final, jugando en el equipo perdedor (1969) contra los Celtics.
Ese año es el de la retirada de Bill Russell, como jugador-entrenador designado su sucesor por el legendario Red Auerbach. En el 7º y último partido de la serie en el Forum de Inglewood en Los Ángeles. Allí prepararon la fiesta, convencidos de que la Era Céltica había llegado a su fin, con globos amarillos y confetti por todas partes. Russell arengó a sus compañeros "Pueden pasar muchas cosas, pero los Lakers no nos pueden ganar. No pueden. Y después será divertido verles guardar todos esos globos". En un partido histórico los Celtics vencieron a su rival por 108-106, despidiendo así a su gran leyenda con un último campeonato.
Los Lakers no aprovecharon ese momento para imponerse en la liga y aunque jugaron 3 finales en los 70 solo pudieron ganar una. Los Ce
ltics lo pasaron peor, en 1970 fueron incapaces de clasificarse para los playoff, aunque a mediados de década volvieron por donde solían ganando 2 nuevos títulos contra equipos. En su campeonato de 1976 contra los Phoenix Suns llegaron a jugar un partido en la final con 3 prórrogas, lo nunca visto.
Donde vuelven a chocar ambos trenes es en 1979, con la llegada de Magic Johnson a Los Angeles y de Larry Bird a Boston. Ambos ya se habían enfrentado en la liga universitaria, Magic con Michigan State ganando a Larry Bird con Indiana State, así que la cosa venía de lejos. Aquello además sirvió para relanzar junto a Julius Erving la NBA, que andaba muy decaída por aquellos años. En la década de los 80 los Lakers jugarán 8 finales por 5 de los Celtics, encontrandose 3 veces. El balance final, en números es favorable a los angelinos con 5 títulos por 3 de su rival. Pero el balance en espectáculo de aquellos años es imposible de medir. Para los que empezamos a disfrutar de la NBA con Ramón Trecet en "Cerca de las Estrellas" en TVE, aquellos partidos de madrugada eran magia pura. Muchos aún recordamos los quintetos de ambos equipos y ni sabemos ni nos interesa quien jugaba hace 5 o 10 años en tal o cual equipo.
Magic Johnson era el jugador perfecto, un base en el cuerpo de un jugador interior (2.06) una inteligencia y movilidad como no se había visto. Capaz de ganar el campeonato de 1980 jugando de pivot por lesió
n del gran Kareem Abdul Jabbar. Pases imposibles a James Worthy sonriendo al tendido, canastas en el último segundo, triples dobles...
Larry Bird era diferente, físicamente limitado, no era especialmente rápido ni saltaba demasiado, pero tenía una cabeza de ganador puro. En
los momentos complicados siempre asumía la responsabilidad, con un tiro exterior propio de un cazador de ciervos de Indiana y unos pases interiores a McHale y Parish que rompían cualquier defensa. Un competidor nato.
Después de aquello, los Lakers tuvieron otra época de dominio con la llegada del gran Shaquille O'Neal y durante 3 años seguidos (2000-200
2) ganaron el campeonato. Pero los Celtics se hundieron en la mediocridad más dolorosa, para los que somos fieles seguidores, y desde 1987 no aparecen por las finales. Esperamos la aparición de un mesías que honre esa camiseta verde y devuelva algo de gloria. Los Lakers se acercan demasiado con sus 14 anillos a los 16 de los Celtics.

En Estados Unidos tienen la tradición de colgar banderas con los logros de sus equipos y retiran las camisetas de las leyendas.
Los escenarios de esta gran rivalidad fueron el Boston Garden y el Forum de Inglewood.
Como es inevitable no asociar a Marvin Gaye, desde que cantó una increíble versión del himno americano en el Forum (youtube) con todo esto ahí va...

8 comentarios:

Pau dijo...

Parece sacado de "Aquellos maravillosos años", porque suena a muy antiguo. Sin embargo ahora que nombras a Trecet sí recuerdo haber visto algún partido de estos, soñando que el Breogán llegaría algún día a esa gloria...lo hará???

Capítulo 7!! hasta cuál llegaremos? Nos faltan algunos inevitables, je je

Low Rita dijo...

Coño León... nos has puesto "letra para idiota"... luego te quejas de mis informes...

Leon dijo...

No sea usted maniática low rita. El problema (Como no!!!) es de Internet Explorer. Con Firefox se ve que te cagas. En todo caso puedes ir a menú Ver, tamaño de texto y reducirlo para leerlo mejor. Y cambiate a Firefox, que el Explorer é unha merda!

CCBRE dijo...

YO ESTOY CON OPERA Y ES UN ALUCINE... NO VOLVERÉ JAMÁS A IE....(HASTA QUE WINDOWS QUIERA CLARO...)

POR OTRA PARTE ESTOY DE ACUERDO CON PAU. SE QUE DEJAS EL MEJOR PARA EL FINAL PERO CREO QUE TE VAS A PASAR SI VAS A METER TANTOS DERBYS COMO ME HAS DICHO....

...NI MOUCHO TUVO TANTAS NOVIAS

Álex E. dijo...

Con esos Lakers-Celtics me enganché yo al baloncesto. Y con Magic me hice de los Lakers. Hasta me dio pena que dejaran el viejo Forum (donde ganamos la plata del 84, por otra parte).

Leon dijo...

Yo le tengo respeto y aprecio a los Lakers, pero los Celtics son sagrados. Incluso en la derrota. Esperemos que no haya maldiciones...

Zorro de Segovia dijo...

Soy futbolero, pero me capturó el halo de Larry Bird. Ni siquiera Jordan (para mí el mejor, aunque no vi a Russell ni a Chamberlain) me hace olvidar a Bird. Como equipo ... soy más terrenal y me capturaron los Jazz de Malone, Hornacek y Stockton.

palentino dijo...

Recuerdo esos partidos remotamente dado que yo era aun joven e inocente
(sigo siendo joven pero menos inocente) cuando mi padre idolatraba al gran larry y yo, no se si por la tipica mania del hijo de llevar la contraria al padre, o por quedarme deslumbrado por esos pases de espalda, por esos ganchos imposibles, por ese juego de dibujos animados (citando a valdano), me enamore de los Lakers.

Estoy de acuerdo, ojala reaparezca una estrella que lleve a Boston arriba y recrear esas rivalidades que tan buenos recuerdos me traen