lunes, 11 de septiembre de 2006

Nueva York... una ciudad para todos

Estas fotos están hechas entre 1988 y 1990. Y aunque cueste creerlo están hechas por una persona que no tenía (ni tiene) ni la más remota idea de fotografía, con una sencilla cámara Kodak. Desconozco el número de megapixels que tenía aquella cámara pero hacía maravillas, porque las fotos son bonitas o al menos a mi me lo parecen. Perdón por la vanidad. Y siento el rollo personal que voy a echar ahora.
Me gusta Estados Unidos. Me gusta mucho. Tuve la suerte de estar allí unas temporadas siendo un crío, estudiando. Conozco unas cuantos Estados y ciudades de la Unión. Aprendí mucho allí y no solo a hablar inglés. Conocí gente estupenda, personas muy amables y cariñosas y tengo recuerdos imborrables de ese país. En general, nada que ver con los estereotipos fáciles con que nos gusta zanjar a veces las cuestiones.
Sí es cierto que el americano medio es relativamente ingenuo y relativamente impresionable, tiende a creerse lo que su gobierno y sus medios de comunicación les cuentan. En cierto sentido le falta la "mala leche" que aquí nos sobra.
En la media hostia, citan un artículo de Gore Vidal donde dice algo muy interesante y creo que bastante cierto:
"[El gobierno] se aprovecha de la r
elativa inocencia de [los estadounidenses] o, para ser más precisos, de la ignorancia. Probablemente por eso, desde la Segunda Guerra Mundial no se ha enseñado geografía -para mantener a la gente en la oscuridad sobre dónde estamos haciendo estallar cosas-."

Hace 5 años, mientras estaba comiendo en Santiago de Compostela me enteré de lo que había ocurrido, me entristecí mucho. Muchísimo. Por los cientos de personas que habían muerto, gente que no conocía de nada y que murieron en unas torres a las que yo había subido siendo un crío. Todavía creo que no comprendemos bien como es posible que suceda algo así, sean estos atentados o otros que ocurren a diario en todas las esquinas del mundo.
En fin, que a pesar de su nefasto y lamentable gobierno, y a sus muchísimo
s defectos como país, hoy le mando un abrazo a los muchos americanos buenos que hay.

Citando a Abraham Lincoln (1809-1865), 16º presidente de los Estados Unidos:
"
Allow the president to invade a neighboring nation, whenever he shall deem it necessary to repel an invasion, and you allow him to do so whenever he may choose to say he deems it necessary for such a purpose - and you allow him to make war at pleasure. "
"Permitid al presidente invadir una nación vecina, cuando quiera que lo estime necesario para repelir una invasión, y entonces le permitiréis hacerlo cuando él decida decir que lo estima necesario para ese propósito - y entonces le permitiréis hacer la guerra a su voluntad."

PD: Las tres primeras fotos están sacadas desde el ferry que une el Battery Park en Manhattan con la isla de la Estatua de la Libertad.
La cuarta foto está sacada desde lo alto del Empire State Building.
Y la quinta foto es exactamente lo que parece, una de las torres vista desde la otra.

9 comentarios:

Low Rita dijo...

León... esas fotos ahora son historia! Recuerdo perfectamente esa noticia de la caída de las torres, porque yo también estaba comiendo contigo en Santiago.. ¿lo recuerdas? Era una comida de trabajo y pensábamos que era una coña... pero no.
La verdad es que nunca he estado en NY, y ahora viendo tus fotos me da pena pensar que el día que vaya (que iré..) no podré ver lo mismo que reflejan las tuyas.
Sabe dios, igual cuando visite la ciudad, hay 2 torres todavía más altas... estos americanos...

Hugo dijo...

Muy buenas fotos. Se agradece ver dedazos sobre una imagen de cuando en cuando ahora que vivimos en la perfección del pixel.

Pau dijo...

Muy bueno el post. La verdad es que es tan impactante que es difícil olvidar qué estaba haciendo en ese momento (esto lo escuché en la tele hoy, pero es cierto). Pues eso, guarda estas fotos porque ya no podrás volver a hacerlas.

Yo tengo un amigo que siempre dice lo que escribes sobre los americanos...

Low, a ver si tienes suerte y cruzas el charco otra vez antes de que vuelvan a construir!

Olwen dijo...

Siempre quise conocer los estados del norte de los EEUU. Comenzaría en la ciudad de Nueva York y para arriba, y luego a Canadá. En fín, no sé si algún día lo haré. Evidentemente, mis fotos no serán como las tuyas.

Volvía de comer en la sala de descanso de mi oficina. Por motivos de trabajo la tele estaba puesta en la cadena CNN. Pregunté si era la última película de Spielberg o alguien así. Una compañera se volvió hacia mí y negó con la cabeza. Entonces el 2º avión impactó en la Torre Sur. Me senté en la silla, incrédula. Fuimos conscientes del comienzo del "después" del mundo. No me gustó entonces. Ahora, al paso de cinco años, menos.

En cualquier caso, no perdamos la Esperanza...

ccbre dijo...

Hace cinco años cambió el mundo... eso le decía en aquel momento a mi "de aquella novia" que estaba trabajando en el corazón de Galicia. 5 años despues sigo pensando lo mismo. Los errores de alguna gente que se creen perfectos cambian el mundo de los que no importa si nos equivocamos

Pau dijo...

ccbre, tú piensa en el 3-3-3-1, que es lo que nos hace falta!!

desconvencida dijo...

Preciosas (e históricas) fotos... Aunque pasé un verano en USA (en Seattle) no conozco Nueva York, y tengo muchas ganas de visitarla algún día... Desde luego el 11 S es un día que nadie olvidará, pudimos ver el horror en directo, retransmitido para toda la humanidad... Muy triste.

Leon dijo...

Ya digo que no tengo ni pajolera idea de fotografía pero por algun extraño misterio salían bien.
Nueva York es una ciudad impresionante, es quizá la menos "americana" de sus ciudades, realmente cosmopolita.
Olwen, toda Nueva Inglaterra es muy recomendable, a mi me encantó Boston y si cruzas la frontera, Montreal es también tremenda.
No creo que aquello cambiase el mundo en cuanto que barbaridades de esas ha habido por desgracia a montones. Pero sí es cierto que fue como mezclar una pelicula y la realidad.
Algo parecido a cuando cayó el muro de Berlín.

Louis dijo...

Es que hay que ser muy bruto para sacar una foto fea en Nueva York. Yo te envidio la que sacaste desde el Empire, porque en la que hice yo no hay dos torres, sino un inmenso vacío que pone los pelos de punta.