martes, 26 de septiembre de 2006

La leyenda del águila... historia de los indios de Alaska

El águila no siempre fue un águila. El águila, antes de convertirse en águila, era Ukatangi, el parlanchín. Ukatangi hablaba y hablaba. Hablaba tanto, que solo se oía a sí mismo.
No oía el río, no oía el viento, ni siquiera oía al lobo.


El cuervo se acercó y le dijo "el lobo está hambriento, si dejas de hablar, lo oirás, y al viento también y cuando escuches el viento, entonces podrás volar"

Asi que dejó de hablar y salió su naturaleza, el águila. El águila se alzó y su vuelo dijo todo lo que necesitaba decir.
Leyenda india de Alaska (contada por Marilyn Whirlwind)
PD: Es IMPRESCINDIBLE oír :

6 comentarios:

Low Rita dijo...

Está claro: en boca cerrada no entran moscas, y el mudo es el más listo del recinto.

CCBRE dijo...

Y SI YO ME CALLO ¿PODRÉ VOLAR? TU ESTANCIA EN EEUU Y CANADÁ TE HAN AFECTADO MÁS QUE LAS DROGAS QUE SE FUMAN

siloam dijo...

jejeje, estoy recordadndo un capítulo, cuando el médico no para d ehablar y ella le dice :usted me pone nerviosa, sin inmutarse.

Zorro de Segovia dijo...

las sociedades primitivas no necesitaban grandilocuencias, ni complicadas parábolas. ¡Qué simple es a veces enseñar y que poco abrimos las orejas!

Leon dijo...

No sé si la leyenda de Marilyn se refiere tanto al silencio como a que cada uno debe comportarse de acuerdo a su propia naturaleza. El águila como el águila, y cada uno como es. Quizá es algo rebuscado pero no sé...
Siloam, ese episodio es buenísimo, ella no mueve un músculo de la cara cuando dice eso, ja ja.

PAU dijo...

Qué interesante! Hagamos como el aguililla...