sábado, 23 de septiembre de 2006

Rivalidades Deportivas cap 5... la maldición del Bambino

86 años. Eso es lo que tardaron en vengarse los Boston Red Sox de los New York Yankees y acabar con la maldición más larga en la historia del deporte profesional, la "maldición del Bambino".
Boston es la cuna de los Estados Unidos, allí se establecieron los primeros colonos procedentes de Europa y se crearon las primeras universidades como Harvard en 1636. La lucha por la independencia de Inglaterra comenzó con el motín del Té en aguas de la bahía de Boston y aun hoy sigue siendo una de las referencias culturales de ese país. Durante el siglo XIX y XX tuvo que ver (y soportar) como otra ciudad más al sur, Nueva York, pasaba a tomar todo el protagonismo, no solo en Nueva Inglaterra si no en toda la Unión y en el mundo entero.
Es preciso aclarar esto, y no exagero, cuando uno escucha a los bostonianos hablar de los neoyorkinos percibe el desprecio por los nuevos ricos, por los "recién llegados", gente sin pedigrí. A los neoyorkinos en general se la sopla todo lo que suceda en el resto de América, aunque es cierto que en el fondo miran con ciertos celos la tradición y clasicismo de Boston y su área cultural.
El béisbol es un deporte muy peculiar, que en Europa cuesta entender. Tiene una serie de reglas muy precisas y una dinámica (por llamarlo de alguna manera) que nos resulta lenta y aburrida. A los americanos les viene de maravilla porque les da tiempo a comprarse unos cuantos hot-dogs con cerveza en los descansos, así como consultar los cientos de estadísticas que en cada partido se hacen. Si uno sigue un partido de béisbol por televisión o en directo alucina con que haya alguien que contabilice los porcentajes de bateo de un cierto jugador contra lanzadores venezolanos zurdos jugando como visitante. Pues o se inventan los números o hay alguien que lo está tecleando...
Al caso, el campeonato de las Ligas Mayores de Beisbol (MLB) empezó oficialmente en 1903 y lo ganó Boston. Desde ahí hasta 1918 ganaron un total de cinco campeonatos siendo el equipo dominante en los inicios del béisbol profesional. Mientras tanto los Yankees eran un equipo vulgar que nunca llegaba a las finales.
En 1916 Harry Frazee, un productor teatral, compró los Boston Red Sox. A causa de las deudas que asumió para comprar el equipo tuvo que vender a sus mejores jugadores a los New York Yankees, entre ellos a su gran estrella Babe Ruth "el Bambino" que les había llevado a 3 títulos hasta entonces, en enero de 1920.
Con su nueva
estrella los Yankees comenzaron a ganar campeonatos hasta un total de 26 en 39 finales desde entonces, mientras Boston solo pudo jugar 4 finales desde 1918, perdiéndolas todas.
El sentido trágico de un equipo con tanta y tan antigua historia alimentó la leyenda de la maldición, por la cual Boston nunca volvería a ganar y tenía que soportar como su gran rival, el causante de la maldición, arrasaba año tras año. De hecho los Yankees tienen 26 campeonatos, 17 campeonatos más que los siguientes equipos en la lista (St.Louis Cardinals y Oakland Athletics).
Algunos de los mejores jugadores de todos los tiempos han sido Yankees como Joe DiMaggio (conocido también por su esposa Marilyn Monroe) o Lou Gehrig (al que interpretó Gary Cooper en la maravillosa película "El orgullo de los Yankees")
Boston estuvo cerca de conseguir romper la maldición varias veces, especialmente en 1986 en unas finales contra el otro equipo de Nueva York, los Mets, pero no fueron capaces a pesar de estar muy muy cerca.
En 1999 y 2003 se encontraron de nuevo los Yankees y los Red Sox en el camino y como siempre
volvieron a ganar los Yankees, pero no fue hasta 2004 cuando se hizo el milagro. En las finales de la American League, tras comenzar perdiendo los tres primeros partidos, Boston fue capaz de remontar a los Yankees ganando la serie por 4-3, los dos últimos partidos en el Yankee Stadium en casa de su enemigo y clasificándose para la final de la MLB contra los Saint Louis Cardinals, a los que barrieron por 4-0 para conquistar su 6º campeonato, el primero en 86 años.
El 29 de octubre de 2004, casi 86 años después, el Boston Globe tituló "YES" y el Telegraph dijo "FINALLY".
Como curiosidad la noche del 4º partido en San Luis durante el partido hubo un eclipse total lunar, enrojeciendo la luna. Y en la celebración posterior en el estadio de los Red Sox un cartel ponía "Babe has left the building" (Babe se ha ido del edificio)

Los aficionados de los Red Sox son muy fanáticos, se llaman a sí mismos la "Red Sox Nation" y crean un ambiente en el estadio muy especial y muy británico. Entre ellos recordareis nada menos que Sam Malone, el camarero de Cheers.
Para hacernos una idea, el estadio de los Red Sox, Fenway Park, fue inaugurado en 1912 y tiene el aspecto de un típico estadio inglés de futbol. Cuenta además con una enorme pared verde llamada "The Green Monster". Video youtube de Fenway.
El Yankee Stadium de Nueva York, se encuentra en pleno Bronx, se inauguró en 1923 y se construyó precisamente por necesitar un gran aforo para ver jugar a Babe Ruth. En uno de los laterales están las características arcadas blancas de los Yankees y un memorial con lápidas de las grandes leyendas de este equipo. Visita 360º al Yankee Stadium.
Web Boston Red Sox (Campeones 2004)
Web New York Yankees
En los partidos de los Red Sox por megafonía ponen esta canción y la canta el estadio al completo.

4 comentarios:

abenamar dijo...

Interesante rivalidad. En mi región también tenemos un equipo (el de nuestros queridos hermanos del sur) que es especialista en perder todas las finales que jugó...je je. Bueno, sólo fueron 2! Pero las iban a ganar...ja ja. Y siguen comparando lo incomparable.

La canción es chula, tiene que estar bien escucharla cantada por tanta gente, aunque me sigo quedando con las del rugby. Es una de esas clásicas de exaltación de la amistad en bodas y demás.

Aunque a mi no me gusta nada el béisbol, las fotos y la historia están muy bien.

Saudaçoes!!

Álex E. dijo...

Mola esta serie de rivalidades deportivas, sobre todo porque no te quedas en uno o dos deportes, ni siquiera en los más populares.

¿Tardará mucho el capítulo Lakers Vs. Celtics?

chokkolatt dijo...

Pues sí es increíble lo de las estadísticas que llevan los estadounidenses en sus deportes, yo diría hasta ridículas muchas de ellas. Como bien dices, cuesta creer que no son inventadas o que alguien se ponga a averiguar el porcentaje del bateador contra lanzadores venezolanos zurdos como visitante, con dos hombres en psición de anotar, entre la 4a. y 7a. entrada, en domingo y con luz artificial, parece broma pero es cierta. Veo béisbol desde hace muchos años y he descifrado lo que significan tantas abreviaturas y dependiendo la posición que juegue el jugador, y si lo logras (además de las de futbol americano), prácticamente puedes descifrar cualquiera. Gracias a esto fue como logré entender las estadísticas de las transmisiones de Sumo por la NHK (en japonés sin saber nada de este idioma), si entiendes las de béisbol entiendes las demás.

Respecto a los cantos deportivos, este no es uno del público pero me quedo con el "Haka" del equipo nacional de rugby de Nueva Zelanda. Me gustaría que así comenzaran otros deportes.

Yo también espero el Lakers vs. Celtics

Leon dijo...

Me olvidaba de comentar que las fotos son propias, lo digo por las huellas dactilares que se ven... todavía no había tecnología digital megapixeliana! Los dos estadios son espectaculares, diferentes pero preciosos.