miércoles, 19 de julio de 2006

El silencio...


Oye, hijo mío, el silencio. Es un silencio ondulado, un silencio, donde resbalan valles y ecos y que inclina las frentes hacia el suelo.

(Romance del Cante Jondo - Federico García Lorca)

2 comentarios:

el tigre transalpino dijo...

Sí, es cierto hay silencios que lo dicen todo. Os acordáis de un 14 de mayo de 1994 en Riazor?
Otras veces, mejor callar y observar, y como en la canción del Derradeiro da ringleira, si lo que vas a decir, uuuuuuhhhhh, no es más bello que el silencio, no lo vayas a decirrrrr.
jua, jua. Vaya pifia mental. Qué calor!!
PD: menudo brown veraniego que ondea sobre nuestras cabezas. Bicos e apertas.

Low Rita dijo...

Querido Silvestre,... el calor te está empezando a derretir o cerebelo! La verdad es que hacía tiempo que no oía esa canción, está bien. De todas formas... este post no era para hablar de fúrgol! Que no te enteras amigo!

PD._ Simba, últimamente nos escatimas mucho en posts... te noto vago...