lunes, 7 de mayo de 2007

Reflexiones varias... para el lunes por la mañana

"Supongo que la cosa llega aquí: si un violinista toca en los bosques y no hay nadie para oirle, ¿hace realmente algún sonido? Tocar para la diversión de ardillas y marmotas no es lo mismo que tocar para gente. Incluso en la oscuridad, encima del tejado, aunque no pueda ver quien me está escuchando, hay algo de un concierto en vivo, saber que hay alguien ahí, aunque sólo sea una persona, quizá, a quien le emociona tu música..."
Cal, el violinista, a Ed Chigliak

"Solía pensar en los millones de personas en el mundo, y de toda esa gente, ¿cómo iba a encontrarme a los buenos? Los buenos para ser mis amigos, el bueno para ser mi marido. Ahora solo creo que te encuentras a la gente que debes encontrarte".

Maggie O'Connell a Joel Fleischman.
...la Primavera de Antonio Vivaldi...

4 comentarios:

Low dijo...

Pues yo creo que te encuentras con la gente que se cruza en tu camino. No porque eran ellos los que debían cruzarse, sino porque son los que se han cruzado al fin y al cabo.
Los hay malos, regulares, buenos y buenísimos. Pero lo curioso es que el que para tí es malo, para otro es buenísimo, y el que para otro es regular para tí es bueno.
Ahí está la gracia, quedarse con lo que más se amolda a uno. Y al resto... que le den, son PASSSSS...

Buen lunes! (qué pereza....)

mafalda dijo...

Supongo que tiene que ser increíble que la gente se emocione con lo que haces, la sensación de un teatro lleno de gente que va a verte a ti tiene que ser un subidón tremendo.
En lo de buscar a la gente, eso hay que dejar que suceda. Si te empeñas en buscar al amigo, al novio, marido perfecto probablemente pase por delante de tus narices y lo dejes pasar sin darte cuenta.

citadelle dijo...

Todo es así, como lo decís. Supongo.

desconvencida dijo...

Estoy recuperando esta maravillosa serie gracias al emule y disfruto con cada capítulo :D