miércoles, 23 de mayo de 2007

Boletin electoral capitulo II... el ostracismo

"La ley del ostracismo (en griego ὀστρακισμός ostrakismos) fue decretada en Atenas, en el año 510 adC, por Clístenes y se puso en práctica en el año 487 adC como lucha contra la tiranía. Primero fue condenado el político Hiparco, más tarde Megacles, Jantipo (padre de Pericles) y en el 482 adC, Arístides, por sus enfrentamientos sociales a favor de los campesinos y en contra de las flotas marítimas. El último condenado se sabe que fue un demagogo ateniense llamado Hipérbolo, en el año 417 adC.
Para aplicar cada año la ley se reunía en Atenas
la asamblea; votaban a mano alzada y si el resultado era positivo, volvían a tener una votación pública dos meses más tarde. Esta votación se hacía al pie de la colina en la que se ubicaba el Cerámico, el barrio del gremio alfarero de Atenas. Al pie de dicha colina se arrojaban los productos de alfarería defectuosos, rompiéndose en trozos cóncavos que recordaban la forma cóncava e irregular de una concha de ostra (ostracon). En esta votación cada votante escribía el nombre de la persona a quien quería desterrar en el ostracon (la concha de barro). Si el nombre de dicha persona alcanzaba una determinada cifra de votantes, tenía que marcharse de Atenas antes de 10 días y permanecer en el destierro durante 10 años. El exilio no era nunca permanente y, además, la persona exiliada no perdía jamás sus derechos como ciudadano e incluso podía ser perdonado por una nueva votación de la asamblea." (wikipedia)

¿Y todo esto por qué? Porque en plena campaña electoral (no se sabe bien si para favorecer a su partido o para hundirlo del todo...) hoy alguien ha dicho:
«Cada voto que no vaya al PP será un voto para que ETA esté en las instituciones». [...] «Ninguno de los presidentes del Gobierno que hubo en España antes de Zapatero puso en cuestión los pactos básicos de la transición, de la convivencia, el pacto básico, esencial, constitucional». [...] «Zapatero ha conseguido que media España no acepte a la otra media. Una política de exclusión que los españoles habían superado». «Eso que nos condujo a lo peor de nuestra historia hace 70 años es el esquema político que se quiere repetir ahora». (link)

El desequilibrado que ha dicho esto fue presidente del Gobierno durante 8 años.
Escribo en mi piedra el nombre de Aznar. Que se exilie en Crawford (Texas), allí le recibirán con los brazos abiertos. Y nadie le dirá cuanto tiene que beber (su anfitrión tiene experiencia en empinar el codo), allí podrá correr con el coche todo lo que quiera (el rancho de los Bush es grande) y lo mejor de todo es que podrá hacer discursos en inglés de gran estadista incomprendido (que pone a parir a su país).

The Clash cantan Train in vain

8 comentarios:

Kallil Oliveira dijo...

Olá, estou a procura de pessoas interessantes de outros países para ter uma boa conversa.

Meu blog: www.kallil-oliveira.blogspot.com

;)

Mafalda dijo...

¡Política y políticos! Son lo peor, no se salva ninguno. Son todos iguales, así que no expulsaría a uno sino a todos. ¿Cuantas piedritas tengo para escribir?

Vic dijo...

Querido león, que vaya a Texas, que beba todo lo que quiera ya que a ese parece ser que nadie le puede decir nada y por otra parte que vaya encima de su señora con la melena al viento.

Low dijo...

Bueno, en los temas políticos prefiero no entrar, pero tampoco estoy muy de acuerdo con lo que dices. Yo mandaría ATPC a ZP.

Leon dijo...

Mandar ATPC a Zapatero, de acuerdo. Pero con que se vaya a Pobladura de Pelayo García o a Laguna de Negrillos (en la provincia de León) nos llega.
Pero al macarra de los bigotitos y el flequillo lo quiero bien lejos. Estamos hablando del DESTIERRO, un tema serio.
PD: aunque bien mirado la verdad es que entretiene bastante con sus tonterías, es una especie de Julián Muñoz sin huelgas de hambre de 2 días y sin la Pantoja.

It´s a pleasure.. dijo...

yo suscribo lo que ha dicho Mafalda

abenamar dijo...

Ya que hablas de Crawford, recordar a Cindy, que está bastante buena.

Zorro de Segovia dijo...

a las pruebas me remito. El poder convierte el cerebro en yogur.