miércoles, 16 de mayo de 2007

El espejo en el que mirarse... con Neruda

"Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas."
Pablo Neruda, poeta chileno (1904-1973)

Es verdad. Por mucho que uno se esconda o refugie en la gente, ya sea en una persona o en una multitud, en el trabajo, las aficiones o en lo que sea, hay un momento de absoluta soledad, tal vez justo antes de quedarnos dormidos y ahí no hay mentiras ni caretas que valgan. Solos ante el peligro. Porque además no es muy inteligente hacerse trampas uno mismo al solitario, aunque hay gente que lo haga.
Quienes no convivimos mal con los ratos de soledad tenemos más tiempo para pensar en esas tonterías, como lo que es cada uno, a lo que aspira, si es feliz... y a mi así en general, me gusta como soy.
PD: Aunque eso que me dicen de "hombre afortunado" habrá que comprobarlo de una vez.

Suede... en directo esta gran "So young" (1993)...

4 comentarios:

pau dijo...

Bueno, lo de engañarse no lo veo claro (supongo que si alguien se engaña lo hace de forma voluntaria). ¿Es posible? Otra cosa es que estés equivocado en la forma en la que ves las cosas.
Ya nos contarás más sobre eso de hombre afortunado...porque... no lo eres?

Leon dijo...

Claro que es de forma involuntaria. A lo que iba Neruda es que hay un momento en el que uno mismo dice "soy débil" o "soy un buen tío" o "no tengo corazón". Y los que se engañan son los que SE ponen mil excusas o incluso se dicen lo contrario. Y al final, eres lo que eres, ni má ni meno.
Creo que sí, pero la joven ninja que dice lo de la fortuna tiene una daga voladora escondidad

Low dijo...

Esto me recuerda a aquella reflexión que nos había lanzado el anónimo de las 22.30...
Teneis toda la razón. A mí particularmente me gusta mucho estar sola.. me entiendo bastante bien!! jajaja
No, en serio, me parece fundamental estar bien con uno mismo si se pretende estar bien con el mundo.

Bonita foto, pero ahora mismo... me agobia!! Esto creo que sería Marejadilla en la escala de Douglas no?? uffffff......

@Pau
Pues claro que la gente se engaña a uno mismo. Tristemente piensa que se puede creer lo que pretende que el resto del mundo piense.

@León
Haciendo examen de conciencia, creo que entre mis defectos están que soy caprichosa, cabezota y egoísta. Qué le vamos a hacer... no existe ser perfecto.
También tengo cualidades buenas ehhh??

Mafalda dijo...

Me gusta la soledad, es más, muchas veces la necesito. Es bueno pensar, reflexionar, que tu cabeza vuele o simplemente dejarse llevar, evadirse. Mucha gente asocia soledad a tristeza y no entiendo muy bien porque la verdad. Es más muchas veces cuando estoy triste la busco porque me reconforta, me calma, me tranquilliza.
En cuanto a lo de engañarse, ¿quien no lo ha hecho alguna vez? Pero realmente es un engaño ficticio (valga la redundancia) porque en el fondo sabemos lo que estamos haciendo, pero lo necesitamos. Supongo que no es malo (lo de engañarse y soñar) siempre y cuando no perdamos de vista la realidad.
"La soledad es el maestro que con el tiempo te enseña lo que fuiste, eres y serás." (Anónimo)