sábado, 19 de mayo de 2007

FA Cup desde Londres ... a disfrutar

A las 4 de la tarde desde el nuevo Wembley, juegan Chelsea y Manchester United la final del trofeo de fútbol más antiguo del mundo... la Football Association Challenge Cup (FA Cup)
Se juega desde 1872. El United es el equipo con más títulos, nada menos que 11, mientras el Chelsea solo tiene 3. Como curiosidad hasta hace muy pocos años en este torneo no se decidía la final por penalties, porque la norma inglesa decía que había de repetirse la final.
Hay pocas cosas en esta vida como estar en una final de Copa.

La final de 1959 con una gran victoria del siempre querido Nottingham Forest sobre el Luton Town por 2-1... se ve a la Reina de Inglaterra y al Príncipe de Edimburgo con algunos años menos...

La final de 1986 con un gran duelo de Merseyside entre Liverpool y Everton, con Kenny Dalglish y Gary Lineker... una gran cita del legendario entrenador Bill Shankly "If Everton were playing at the bottom of the garden, I'd pull the curtains (Si el Everton estuviese jugando en el jardín, cerraría las cortinas)"



Y para entonarse un poco, además de una cerveza, un par de esas canciones que tan bien cantan en las islas, una del Chelsea y otra del Manchester United.
.

5 comentarios:

pablo dijo...

Hay que ver lo a gustito que se iban los lesionados en la final del 59. Le faltaba alguien que le abanicase...
Lineker, que bueno era...Ian Rush marcó dos goles de la final del 86, no? Tampoco era malo...
A disfrutar lo que se pueda del fin de semana.

Pablo dijo...

Ah, se me olvidaba. Qué chulo Wembley!!

tasga dijo...

pocos entienden el fútbol como los ingleses...Hay que joderse, para lo bueno y para lo malo.
Ellos JUEGAN a fútbol, nosotros jugamos al fútbol.

Leon dijo...

Pues ha ganado el Chelsea en la prórroga con un gol de Drogba. Que bueno es ese jugador. El estadio impresionante por cierto, no había visto aun un partido en el nuevo Wembley.

Borja Barba dijo...

Precioso el nuevo wembley, me ha gustado mucho la remodelación, eliminando la distancia entre el césped y el graderío, sobre todo en los fondos.

Un buen recuerdo del Forest, en la semana en la que se ha vuelto a fracasar en el playoff de ascenso a Championship (2-5 ante el Yeovil).