martes, 15 de agosto de 2006

Una sencilla verdad... de Cervantes


"Donde una puerta se cierra, otra se abre."

Miguel de Cervantes Saavedra (1547 - 1616)

9 comentarios:

Leonardo dijo...

Así es la vida nomás; por compensación.

Low Rita dijo...

Pues sí, suele ser así. Pero es simplemente porque se están abriendo puertas continuamente; sólo que en ocasiones, para abrir una tienes que haber cerrado previamente otra. O tal vez, se valore más la apertura de una nueva cuando has tenido que cerrar una de forma "forzosa"....

El caso es que cada nueva puerta que se abra: BIENVENIDA SEA!! Hay muchas sorpresas esperándonos al otro lado. Aunque sólo sea por curiosidad...

abenamar dijo...

Es verdad, la vida es así.
Qué difícil es a veces abrir y cerrar puertas...

Low Rita dijo...

Qué va abenamar... casi siempre se abren y se cierran solas. Sólo hay que estar atento y dar el último golpecito (tanto para abrir como para cerrar)

Capitán Fórceps dijo...

Hola León, primera vez que vengo.
Nada, saludarte y mencionar, sobre el post anterior, que me encanta Tabaré. Ya le seguía en El jueves, es un monstruo.

Discrepo however con Cervantes, muchos no ven más que puertas y ventanas tapiadas, véase los pobres africanos que palman por ahí en pateras.

¿O son cayukos ahora?
¿Cual es la diferencia?

Regresaré, un abrazo,

CF

Álex E. dijo...

Lo malo es cuando quieres cerrar una puerta pero no encuentras otra abierta para seguir.

abenamar dijo...

Low Rita, cierto, pero como tú dices, casi siempre. Es verdad que al final tú vas escogiendo las opciones que se te van presentando.

Leon dijo...

La frase es muy general, se refiere a personas, a grupos, a todo en general. La puse pensando en una chica que lloraba porque el pasado le volvía encima. Y como a todos nos ha pasado alguna vez, ya sea con amigos, en temas de amor, en trabajo, sabe dios, que nos hemos quedado mirando la puerta que se cerraba detrás, como si no estuviera del todo cerrada, esperando por si aun hubiese una pequeña posibilidad de que se reabriera. Y delante hay otra, seguro. No será igual que la anterior, pero es la que hay. Y Alex, creo que siempre terminan apareciendo.
Capitan en el tema de los chicos que se juegan la vida en pateras, pues cierto les han tocado malas cartas, pero algunos de ellos se matan a trabajar y acaban saliendo adelante. Para ellos esto es el paraíso, por increíble que nos suene, así que imagina de que infierno vienen.
Lowrita creo que en tu carácter ciclotímico estás ahora en pleno optimismo. Abenamar es más realista y más cauto.
Y lo que dice Leonardo, esto es como el principio de Arquimedes el agua sale por algun lado (era así ¿no?)
Bueno el caso es que interesante pensamiento de Cervantes no?

Low Rita dijo...

Carácter ciclotímico... toma adjetivo!! Pero sí, tienes razón. Ahora estamos en racha. Y sí, también tienes razón, yo en otra época sólo veía puertas cerradas. De hecho no veía ninguna abierta (ni siquiera las que tenía delante de los morros). Es curioso, la vida, la realidad.. es exactamente igual hoy que ayer, pero nuestro estado de ánimo nos hace verlo todo completamente diferente.....