martes, 1 de agosto de 2006

Lugares impresionantes... la Madre Patria en Volgogrado

La enorme estatua de la Madre Patria (conocida en ruso Mamaev Kurgan-Мама́ев Курга́н) se construyó como homenaje a los soldados y ciudadanos rusos que resistieron en la batalla de Stalingrado, nombre ocasional de la ciudad del Volga (que es lo que significa Volgogrado)
Esta famosísima batalla tuvo lugar entre el 12 de septiembre de 1942 y el 30 de enero de 1943. Los rusos resistieron los asaltos de las tropas alemanas edificio por edificio durante meses, con un enorme número de muertos. Hitler estaba obsesionado con tomar la ciudad para derrotar al Ejército Rojo y después de ser derrotado (como Napoleón en su momento) por el General Invierno, sugirió al general Paulus que se suicidara antes que entregarse al enemigo. La batalla fue una de las mayores salvajadas que se recuerdan, con miles de muertos y deportados, y fue fundamental en el desarrollo de la II Guerra Mundial. Hay una película sobre el tema "Stalingrado, enemigo a las puertas" que creo que está bastante bien.

En realidad no se trata de una única estatua, la de la "Madre Patria llamando al pueblo" es la más grande, pero hay todo un conjunto de impresionantes obras, muy soviéticas todas, algunas de ellas realmente emotivas como la de la madre llorando a su hijo muerto. Todo con un tono muy propagandístico (no olvidemos que el cabrón de Stalin dirigía el cotarro en la URSS) pero 50 años después de su construcción podemos disfrutar de su belleza. Está un poco lejos Volgogrado y no os mentiré, las conexiones de Iberia hasta allí no son buenas pero hay cantidad de material en libros e internet. Hay una simpática explicación del Memorial completo en esta web rusa (está en inglés por suerte) y en esta otra web inglesa.

Para ambientarnos bien y poder disfrutar bien, el que tenga por casa algo de vodka a mano que se de un buen lingotazo, yo pongo un poco de música rusa con los Coros del Ejército Rojo cantando OJOS NEGROS (en ruso Ochi chyornye - Очи чёрные ) que nos cuenta la historia de un hombre embrujado por unos hermosos ojos negros.

Otro día hablaremos de la Estatua de la Libertad, el regalo de la República Francesa a los Estados Unidos por el primer centenario de su independencia, a la que por cierto tanto ayudaron los franceses.

6 comentarios:

Strogoff dijo...

Interesante post, camarada León. Qué pedazo estatuas! Están locos estos soviéticos. Muy bueno lo del vodka y los bailes del ejército ruso. Habría que probarlo...lo probaremos!

Wallenstein77 dijo...

Hola a todos:
Interesante articulo, aunque una matizacion. Stalingrado. Enemigo a las puertas, son en realidad dos peliculas. Stalingrado es una cinta alemana sobre la batalla, mientras que Enemigo a las puertas fue en su dia la coproduccion mas cara de Europa y es en realidad un western aunque ambientado en esa batalla entre dos francotiradores.

Saludos a todos.

Chapu dijo...

En Galiza queda una estatua horrorosa y bamboleante que se llama Manuel Fraga, a ver si con un poco de suerte le cede el poder a algún hermano sádico e hijodeputa como su amigote el cubano.

Aaaay, cuánto odio, ¿todo bien, querido jota? Besos desde la cueva.

(Sonando: The Libertines)

Leon dijo...

Tienes razón wallenstein77, ME SE fue la cabeza. Con todo lo criticable que pueda ser el arte "político", la verdad es que la estatua impresiona, en la foto grande se puede comparar con el Vladimir que hay en la base intentando hacer una foto con buen encuadre desde esa distancia.
Ojo con el vodka que tiene mala resaca!

Pierre Nodoyuna dijo...

Si tienes tiempo échale un ojo al libro Stalingrado, de Anthony Beevor...

Ah, y enhorabuena por el blog, camarada

Volodia dijo...

Chapu, chinga a tu madre; el hideputa eres tu gachupin pendejo; vivan cuba y su revolución.
Y para pendejadas monumentales mejor ni digan con su valle de los caídos