martes, 27 de febrero de 2007

Las caricias... de las palabras

"Puedes acariciar a la gente con palabras"
Francis Scott Fitzgerald, escritor estadounidense (1896-1940)

(link coincidencia con desconvencida)


El gran Joan Manuel Serrat canta "Paraules d'amor", una canción mágica...

en catalán:
Ella em va estimar tant... Jo me l'estimo encara. Plegats vam travessar una porta tancada. Ella, com us ho podré dir, era tot el meu món llavors quan en la llar cremàven només paraules d'amor... Paraules d'amor senzilles i tendres. No en sabíem més, teníem quinze anys. No havíem tingut massa temps per aprende'n, tot just despertàvem del son dels infants. En teníem prou amb tres frases fetes que havíem après d'antics comediants. D'histories d'amor, somnis de poetes, no en sabíem més, teníem quinze anys... Ella qui sap on és, ella qui sap on para. La vaig perdre i mai més he tornat a trobar-la. Però sovint en fer-se fosc, de lluny m'arriba una cançó. Velles notes, vells acords, velles paraules d'amor... Paraules d'amor senzilles i tendres. No en sabíem més, teníem quinze anys. No havíem tingut massa temps per aprende'n, tot just despertàvem del son dels infants. En teníem prou amb tres frases fetes que havíem après d'antics comediants. D'histories d'amor, somnis de poetes, no en sabíem més, teníem quinze anys...
en castellano:
Ella me quiso tanto... Yo la quiero todavía. Juntos atravesamos una puerta cerrada. Ella, cómo os lo diría, era todo mi mundo entonces, cuando en la lumbre ardían sólo palabras de amor... Palabras de amor sencillas y tiernas. No sabíamos más, teníamos quince años. No habíamos tenido demasiado tiempo para aprenderlas, acabábamos de despertar del sueño de los niños. Teníamos bastante con tres frases hechas que habíamos aprendido de antiguos comediantes. De historias de amor, sueños de poetas, no sabíamos más, teníamos quince años... Ella, quién sabe dónde está, ella, quién sabe dónde para. La perdí y nunca más he vuelto a encontrarla. Pero a menudo, al oscurecer, de lejos me llega una canción. Viejas notas, viejos acordes, viejas palabras de amor... Palabras de amor sencillas y tiernas. No sabíamos más, teníamos quince años. No habíamos tenido demasiado tiempo para aprenderlas, acabábamos de despertar del sueño de los niños. Teníamos bastante con tres frases hechas que habíamos aprendido de antiguos comediantes. De historias de amor, sueños de poetas, no sabíamos más, teníamos quince años.
.

3 comentarios:

Pau dijo...

Una vez más, el poder de las palabras. Qué cierto León, con una palabra te pueden matar, o todo lo contrario, hacerte más feliz...y "lo que no se dice..."
Bonita foto.

desconvencida dijo...

Preciosa frase! Bonita coincidencia :)

Leon dijo...

La foto la tengo hace años por casa y la canción es sencillamente perfecta. Me trae tantos recuerdos.