domingo, 4 de febrero de 2007

Hay veces que ya es tiempo... con Moloko y Spinoza

"El mismo sol que solidifica el barro funde la cera"
Baruch Spinoza, filósofo holandés (1632-1677)

Moloko canta "The time is now"


7 comentarios:

el tigre transalpino dijo...

Hay que ver el sol!! Qué bien me vendría pirarme una semana a un sitio a tomar el sol, sin hacer planes de nada... bueno, por pedir pediría algo más, peero...
Está bien la canción, el video un poco lento, no?

Low Rita dijo...

Muy buenos días!! Bonita frase. Ahora viene lo difícil, acertar en lo que significa. Yo me lanzo con la teoría de que lo que para unos no significa nada, para otros lo es todo. Y hablo de la misma cosa, o la misma persona. No?
Buen domingo, see u tomorrow!
Por cierto, ayer en el restaurante estaba allí media plantilla del Depor!

Leon dijo...

Yo lo veo de otra forma. No digo low que no sea así, y que para unos el sol es bueno y para otros es malo. A mi me da la impresión de que la cita va más bien porque no hay nada fijo, todo es cambiante, las cosas hoy son de una manera y mañana de otra. Hay que estar preparados para el cambio, porque la situación o persona que hoy no te gusta, mañana puede ser imprescindible o al revés. El vídeo es lento pero muy creativo, tigre. Un saludo felino

Sunkate dijo...

Aquí Sunkate como el Guadiana, otra vez apareciendo...jeje (me hizo mucha gracia esa comparación!)
Yo creo que la cita se refiere a que un mismo día, de sol por ejemplo, para unos es maravilloso, y para otros es horrible. Es decir, que todo depende de lo que lleve cada uno por dentro para afrontar, sentir y vivir los días.
Saludos!!

desconvencida dijo...

Me encantan Moloko... hacía años que no veía este vídeo, buenísimo :)

Villaykorte dijo...

Hace unos meses oí a alguien en la radio que dijo: "Como decía mi abuela, mientras haya cerdos habrá chorizos"

Zorro de Segovia dijo...

El sol quema o calienta o seca, pero no sabe cuándo hace cada cosa. Sólo lo sabe quien se aleja o se acerca a él. Las personas somos libres pues de quemarnos, secarnos, o calentarnos.