viernes, 7 de septiembre de 2007

Lucían las estrellas... adiós a Pavarotti

"E lucevan le stelle" (Y brillaban las estrellas) es un aria de la ópera Tosca de Puccini. El señor que lo canta en esta ocasión es Luciano Pavarotti y ayer murió a los 72 años. La muerte siempre es una putada.
Vaya por delante que no tengo ni la más remota idea de ópera, solo sé que algunas de ellas me gustan y me emocionan. Este es el caso.
Y ya sé que hoy habrá miles de blogs hablando del tema, y no es muy original pero llevaba un montón de tiempo deseando poner esta música y hoy es el día.

Mario Cavaradossi está esperando su cercana ejecución en su celda del castillo de Sant'Angelo y escribe una última carta a su amada Tosca y de dentro le sale esta apasionada declaración de amor a ella y a la vida recordando los momentos y sentimientos:
Y brillaban las estrellas y como olía la tierra… sonaba la puerta del huerto y unos pasos cruzaron la arena… Entraba ella fragante y caía entre mis brazos… ¡Oh dulces besos, lánguidas caricias! Mientras yo emocionado desvelaba las bellas formas… Se desvanece para siempre mi sueño de amor… El tiempo ha acabado… ¡y voy a morir desesperado! ¡Y jamás he amado tanto la vida!

Ahí va...


4 comentarios:

Low dijo...

Grande Pavarotti, sin duda.
Yo tampoco entiendo mucho de ópera, pero me encanta. Me parece una música de esas que se te meten dentro hasta lo más profundo, y que te pone la piel de gallina.
Y lo más increíble de la fuerza de esa música, es que aunque se cante en ruso, vietnamita o árabe, entiendes y sientes la historia. Hay algo más bonito?
Adiós a uno de los grandes!

bego dijo...

preciosa cancioncilla la de hoy...

pau dijo...

No me gusta la ópera, pero siempre he oido que este era de los mejores.
La vida es así de triste en esos momentos. Así que...

Mafalda dijo...

Creo que la ópera te gusta o no te gusta , no hay término medio y yo me encuentro en el primer grupo aunque al igual que vosotros no entienda nada de ella. Sólo se que me emociona, que se me ponen los pelos de punta e incluso llego a llorar aunque no entienda ni una sola palabra de lo que dicen ni de que va la historia. Creo que eso es la magia de este género.

Y Pavarotti ...., ¡no hay palabras! Aunque como he dicho antes no tengo ni idea del tema he oído a veces un mismo tema cantado por distintos tenores y efectivamente algo lo diferenciaba del resto: la pasión, la fuerza, el sentimiento que ponía al cantarlos lo hacían único e irrepetible. Se nos ha ido un genio pero su voz simpre estará ahí para recordarlo.

El tema elegido, genial. La próxima si puede ser Nesum Dorma