martes, 25 de septiembre de 2007

Los rios y los puentes... en italiano

"Mi ha sempre stupito quali giri assurdi devono fare i fiumi per passare sotto a tutti i ponti."

"Siempre me han sorpendido las vueltas absurdas que tienen que dar los rios para poder pasar por debajo de todos los puentes.
"

Beppe Grillo, cómico y crítico italiano (1948) (su blog)

¿Por qué el italiano es tan bonito? ¿Y por qué es verdad que los ríos dan vueltas absurdas en vez de ir en línea recta?

Canta en italiano Franco Battiato...
E ti vengo a cercare anche solo per vederti o parlare perché ho bisogno della tua presenza per capire meglio la mia essenza. Questo sentimento popolare nasce da meccaniche divine un rapimento mistico e sensuale mi imprigiona a te. Dovrei cambiare l'oggetto dei miei desideri non accontentarmi di piccole gioie quotidiane fare come un eremita che rinuncia a sé. E ti vengo a cercare con la scusa di doverti parlare perché mi piace ciò che pensi e che dici perché in te vedo le mie radici. Questo secolo ormai alla fine saturo di parassiti senza dignità mi spinge solo ad essere migliore con più volontà. Emanciparmi dall'incubo delle passioni cercare l'Uno al di sopra del Bene e del Male essere un'immagine divina di questa realtà. E ti vengo a cercare perché sto bene con te perché ho bisogno della tua presenza.
.

8 comentarios:

Zorro de Segovia dijo...

¿y qué idioma no es bonito querido León? Cada país que visito me guarda una sorpresa en forma de palabras hermosas. Unas pocas letras corriendo sobre una voz hermosa siempre transmiten algo a nuestros oídos ... ¿no crees?

Mafalda dijo...

¡Que foto tan bonita! Me encanta. Y en cuanto a los rios, son como la vida: siempre haciendo curvas, torciendo... ¡Que aburrido si fueran rectos! Perderían todo su encanto

Anónimo dijo...

Un matrimonio muy pobre iba a celebrar el aniversario de su matrimonio. Él daba vueltas y más vueltas a su cabeza, sin éxito, pensando cómo conseguir unas pocas rupias para hacer un regalo a la mujer que tanto amaba y que lo había acompañado durante casi toda su vida. Hasta que le vino una idea que le produjo escalofrío: podría vender la pipa, con la que todas las tardes se sentaba a fumar a la puerta de su casa. Con el dinero, podría regalar a su mujer un peine para que pudiese peinar su bello y largo cabello, que cuidaba con mucho esmero. Finalmente, con el corazón dolorido y alegre al mismo tiempo, aquel hombre vendió su pipa y se acercó a su casa, llevando envuelto en un pobre papel el peine que había comprado. Allí le esperaba su mujer..., que había vendido su hermoso cabello negro para regalar a su marido el mejor tabaco para su pipa.

Low dijo...

Anónimo, qué bonita historia!
Hoy me pillas baja de defensas y casi me emociono. ´
¿Hay algo en esta vida más increíble que el amor?
Y sí, supongo que cada historia tiene que dar mil ciento una vueltas antes de llegar al final. Y mejor, porque al final lo que te llevas es todo lo que has visto, aprendido, llorado, reído en cada una de esas vueltas.

Leon dijo...

Sin duda una historia preciosa anónimo. Como en muchas ocasiones los comentarios son mejores que el post.
El italiano es un idioma hecho para disfrutar.

Anónimo dijo...

Pues si, supongo que a todos nos encantaria que nos pasase en realidad.
Aun asi, lo saque de la boda de un amigo mio.
Es para ir mentalizandonos, que quedan pocos dias

Anónimo dijo...

y el italiano es precioso, pero siempre me recuerda que a mi consorte la encanta mucho mas que a mi.
¡¡Y eso no me gusta nada¡¡¡¡

pau dijo...

Me imagino que casi todo el mundo tiene algo así. Es lo máximo que se puede tener.