sábado, 31 de mayo de 2008

Citando un artículo... sobre los trabajadores

Hacía tiempo que no leía un post en un blog con el que esté tan de acuerdo sobre este tema de los trabajadores y los directivos en las empresas, así que reproduzco parcialmente lo dicho por Antonio Toca en El Blog Salmón. Recomiendo la lectura entera porque creo que vale la pena:

"...Hace mucho leí una noticia en la prensa que recorté y que viene al pelo a lo que comentaba en el párrafo anterior, aunque tenga cuatro años y se refiera más a nivel mundial, pero válida por el tema de los ciclos ecónomicos, por mucho que el mundo de la economía en España viva en la paradoja:
“En 2003, el beneficio de las 500 empresas más grandes de USA creció una media del 9,6%, según S&P. La remuneración de los primeros ejecutivos de esas compañías creció, en cambio, una media del 22%, el doble del incremento de 2002, de acuerdo con Corporate Library (...) En 1980, el consejero delegado de la compañía media de la lista Fortune 500 ganaba 40 veces más que el empleado medio que trabajaba para él. En 2000, era entre 400 y 500 veces más, y el año pasado fue de 530 veces más.“
Y uno, claro, piensa, ¿cómo tomarse esto? ¿Se es activo? ¿Pasivo? Vaya dicotomía, porque la información asusta. Lo que tengo claro es que el talento, lo normal, es que sea valorado, y si no es cuidado esté se marche. Lo que ya me inquieta es que “torpes avariciosos” lleven el rumbo y el destino de esos “n” trabajadores al que definen como su activo más valioso y luego lo único que hacen es tratarlo como un pasivo del que hay que desprenderse. Desde el directivo, pasando por el talento, hasta el trabajador, todos son pasivo… y conviene plantearse lo que hacer cuando en una empresa te digan lo de que “eres nuestro activo más valioso”. Lo mejor será echarse a temblar. Estos viven en el pasado..."

Viendo los lamentables resultados que hay en muchas grandes compañías por todo el mundo, viendo las equivocadas estrategias tomadas por altos mandos que cobran fortunas vergonzosas mientras como única solución mágica a todos los males exigen recortes en salarios y puestos de trabajo.
Y de esos lamentables y a veces terribles errores de gestión las consecuencias las pagan miles de trabajadores porque los altos ejecutivos van saltando de empresa en empresa con altísimas indemnizaciones y privilegios en un vergonzoso cambalache de trileros de guante blanco...
...y uno se pregunta a veces para qué sirvió la Revolución Francesa.

La música es de Mando Diao, "Mexican hardcore"

2 comentarios:

eulate dijo...

Que gran verdad, desconozco las profundidades del mundo empresarial pero a veces me pregunto que va a pasar con toda esa mano de obra sin cualificación y con todos esos grandes empresarios especuladores que han sabido acabar con el pastel de un "bocao" gracias a la permisividad de los políticos, altamente cualificados que reparten euros para todos/as.
Donde está la salida?

pablo dijo...

A LAS BARRIKADAS!!!!!!
Es injusto, es verdad. Curiosamente suelen denunciar estos abusos los más vagos y los peores en todo, vamos los que terminan de hundir la flota... (no me refería a ellos, pero sí, como los astilleros)