miércoles, 16 de enero de 2008

Y la bolsa.... ¿a donde va?

"Successful investing is anticipating the anticipations of others."
"La inversión existosa consiste en anticipar las anticipaciones de otros."
John Maynard Keynes, economista inglés (1883-1946)

¿Y ahora qué? Esta es la evolución del último año del Ibex-35 de la Bolsa española y del índice Dow-Jones de la Bolsa neoyorquina.


Ayer Citigroup, el mayor banco del mundo por beneficios en 2006, presentó unos catastróficos resultados del cuarto trimestre del año 2007 (CNN) con pérdidas superiores a los 9.800 millones de dólares (unos 6.600 millones de euros).
La explicación principal son las provisiones por ¡¡¡18.100 millones de dólares!!! (12.100 millones de euros) que hizo a final de año para cubrir las pérdidas por la crisis hipotecaria.
A continuación miedo generalizado en los mercados. Nuevas peticiones de bajadas de tipos de interés y de más liquidez. En fin.

Y esta es la evolución de los últimos años de ambos índices, por aquello de ver las cosas con más perspectiva:

Datos de Invertia.com.
Partiendo de la base de que en general nadie tiene ni zorra idea de como funcionan las bolsas, y los que menos saben son algunos de los supuestos expertos, se admiten apuestas. ¿Se trata de una cosa puntual, una "corrección"? ¿o estamos ante el principio de una gran bajada? Se agradecen las opiniones.

Uno que no sabe mucho pero lee de vez en cuando, piensa que quizá este gráfico de la izquierda (link) nos dé alguna explicación.
El histórico desde 1890 hasta 2006 en Estados Unidos nos muestra varias líneas:
- La azul son los precios de la vivienda (Home prices)
- La naranja los costes de construcción (Building costs)
- La verde clarita es la población (Population)
- La línea amarilla son los tipos de interés (Interest Rates)
Se admiten interpretaciones aunque el gráfico habla bastante claro ¿no?
Evidentemente se trata de la economía estadounidense. Pero seguramente si hubiera datos de nuestra economía comparables serían similares, y además nuestra dependencia y correlación con los vaivenes de la economía norteamericana están más que probados.
Esta semana también presentará resultados Merril Lynch. Agarrénse que vienen curvas.

Queen cantan "Don't stop me now"

7 comentarios:

Luis dijo...

Brillante..yo creo que va a haber un ostiazo de campeonato. Se avecinan tiempos muy interesantes...a todo esto hay que unir la crisis energética (que existe) y la subida de los precios de las fuentes vegetales de energia y proteína (precisamente fuente de la especulación y de que también sirven, oh casualidad! para producir energía). Yo creo que va a haber una ostia de considerables dimensiones, la verdad.

ccbre dijo...

No se que va peor:

La economia o nuestro equipo de futbol...

pues nada a prepararse...

vic dijo...

No tengo ni idea de lo que va a pasar, espero que no sea una ostia de considerables dimensiones.

Besos.

Ccbre creo que el depor va bastante peor que nuestra economía, jajaja.

Zorro de Segovia dijo...

Como siempre, la receta el clara "comprar cuando el precio es bajo y vender cuando es alto". Ja, ja. Os aseguro que muchos gestores de fondos de inversión usan recetas aún más patéticas ...

De acuerdo contigo. No he conocido JAMÁS a nadie que sepa cómo funcionan las bolsas. Me quedo con aquella frase de ¿Rockefeller? Si todo Nueva York está convencido de que mañana la Bolsa va a subir, sin duda lo hará. Trend is your friend, león

Pronóstico (total es gratis): nos podemos ir a los 12.700 o así, pero me sorprendería que no hubiera un rebote hasta 14.000. Yo he vuelto a entrar. Alea jacta est.

Mafalda dijo...

La verdad es que la cosas no pinta nada pero nada bien, esperemos que al final el ostión (que creo que lo va a haber) no sea tan fuerte como parece. Por el bien de todos

pau dijo...

Bueno, pero qué es esto??? Estamos en una situación caótica, nos derrumbamos y hablando de trivialidades?????
Que nos vamos a segunda!! Pero no os dáis cuenta???
Venga hombre ya!! Centrémonos!

vic dijo...

Muy bueno tu comentario pau, yo creo que vais a tercera regional y aqui preocupándose de cosas sin importancia, ¡qué el depor se cae!