viernes, 4 de enero de 2008

El Winter Classic... de hockey sobre hielo

Impresionante partido de la Liga Nacional de Hockey (NHL) el 1 de Enero de 2008 en Buffalo (Nueva York) entre los Buffalo Sabres y los Pittsburgh Penguins.
El Winter Classic que se disputó al aire libre en un estadio de fútbol americano (Ralph Wilson Stadium) delante de más de 70.000 personas, siendo el record de todos los tiempos.
El hockey sobre hielo es un deporte que siempre se practica en pabellones cubiertos. Esta es la segunda ocasión en que la NHL, tras un partido en 2003 en Edmonton (Canadá) organiza un partido al aire libre.
El partido se jugó a varios grados bajo cero porque Buffalo está al norte del Estado de Nueva York, justo al lado de las cataratas del Niagara y allí hace un frío que pela. Durante buena parte del partido, hasta la prórroga y los penaltis, estuvo nevando sobre la pista, lo cual le daba mucha emoción al partido.
Las ligas de deportes profesionales norteamericanas siempre por delante. Estas cosas molan.


Y un día de estos empezaremos a hablar más de la NHL, que se fundó en 1917...

.

3 comentarios:

Mafalda dijo...

Solo de pensar en el frío que debía hacer allí se me congelan hasta las ideas.

Chicos, es viernes y este domingo vienen los Reyes, ¡YUUUUUUPPIIIII! Y eso significa que el lunes venís al recinto, je, je. Uy, estoy siendo mala y así me van a dejar carbón.

vic dijo...

Tiene que ser impresionante ver ese partido desde las gradas, a mi me encantaría y eso que no sigo ese deporte pero si pudiese allí estaría, con mucha pero que mucha ropa, ¡qué frío!.

Si mafi este domingo vienen los Reyes y si sigues así de mala como tú bien dices carbones, es broma, seguro que algo bueno nos dejan a todos o por lo menos eso espero yo, estoy ansiosa por ver todos mis regalitos, ¡VIVAN LOS REYES!, ¡eh! pero los Reyes Magos.

En fin besos y felices Reyes 2008

pau dijo...

Sí claro, ahora todos muy monárquicos...
El carbón se lo gana una a pulso durante todo el año! jeje
Siempre me flipó ver como se zoscan en el HL y los árbitros se quedan mirando hasta que termina la trifulca.