miércoles, 2 de enero de 2008

Amnistia Internacional... y la tortura

"El terror no es el estado natural de la gente civilizada."
Aung San Suu Kyi, presa política birmana (1945)


Humillación: Método medieval de tortura, usado desde 1250 hasta 2006.
¿Cuando terminará la Edad Media?
Cartel de Amnistía Internacional visto en link.

La música la pone Brahms, la danza hungara nº5...
.

4 comentarios:

mafalda dijo...

Muy bueno el cartel. La verdad es que los de Amnisitía hacen unas campañas muy buenas.

Pues si, esperamos que este año estas cosas desaparezcan o por lo menos (seamos realistas) se reduzcan y dejen de ser noticia.

Por cierto, lo de hoy si que es una tortura: estoy SOLA, SOLA aqui en el recinto (bueno han venido tres "amigos" más). Esto no se hace. Si ya es duro venir el día 2 de enero a trabajar, no tener con quien hablar ........ ¡me quiero ir casa!

Baldassare dijo...

En "Vigilar y castigar. Nacimiento de la prisión", Michel Foucault abre su libro con un capítulo llamado "El Suplicio. I. El Cuerpo de los condenados". Aquí habla de Damiens, un joven que fue condenado el 2 de marzo de 1757 a "pública retractación ante la puerta de la Iglesia de París" por intentar asesinar al rey. A continuación describe cómo fue torturado hasta morir: un relato tremendo. Y,251 años, AI sigue haciendo públicos informes contra la tortura. ¡Pues vaya!

Veo que me estoy haciendo asiduo a este blog: ¡muy bueno león!

Mafalda, aunque mal de muchos consuelo de tontos, yo dentro de dos horas entro a trabajar, en un centro comercial enorme y feo, con mucha gente, pero solito. En fin, que te sea leve, ¡un abrazo!

pau dijo...

Qué ingenioso! Sí, porque aunque en el siglo XIII algunos estaban mucho más avanzados que ahora (por ejemplo los musulmanes de al-andalus vs. algunos de los de ahora), eso no debe implicar que haya que ponerse a su altura.
Aún así, sin dejar de criticar algunas cosas que hacen, cada día soy más pro-EEUU. Lo siento, pero lo prefiero.

Zorro de Segovia dijo...

lo patético es que empuraron a la subnormal profunda del dibujo, pero sus jefes se fueron de rositas. Y siguen, y siguen, ... hoy en Guantánamo como antes en Nicaragua o El Salvador. Policías del mundo, policías corruptos y torturadores. Me quedo con nuestras humildes fuerzas armadas, gracias.