martes, 16 de octubre de 2007

Las botellas de mar... con Benedetti

BOTELLA AL MAR (1979)
El mar un azar

Pongo estos seis versos en mi botella al mar

con el secreto designio de que algún día

llegue a una playa casi desierta

y un niño la encuentre y la destape

y en lugar de versos extraiga piedritas
y socorros y alertas y caracoles.


BOTELLA AL MAR (1986)
El mar es un azar,
¡qué tentación echar una botella al mar!

Poner en ella, por ejemplo,

un brillo, un barco sin velamen y una espiga,

sobrantes de lujuria, algún milagro y un folio rebosante

de noticias.

Poner un verde, un duelo, una proclama,

dos rezos y una cábala indecisa;

el cable que jamás llegó a destino
y
la esperanza pródiga y cautiva;
El mar es una azar

¡qué tentación echar una botella al mar!

Poner en ella, por ejemplo,

un tango que enumerara todos los pretextos para

apiadarse de uno mismo

y quedarse en el borde de otro sueño,

poner promesas como sobresaltos

y el poquito de sol que da el invierno

y un olvido flamante y oneroso

y el rencor de los siglos que los sigue como un perro.

El mar es un azar,

¡qué tentación echar una botella al mar!

Poner en ella, por ejemplo,

un naipe, un afiche de Dios -el de costumbre-,

el tímpano vanal del horizonte, el reino de los cielos
y
las nubes,
poner recortes de un asombro inútil,

un lindo vaticinio de agua dulce,

una noche de rayos y centellas y el saldo de veranos y
de azules.
El mar es un azar,

¡qué tentación echar una botella al mar!

Pero en esta botella navegante
sólo pondré mis versos
en desorden,
en la espera confiada de que un día
llegue a una playa
cándida y salobre
y un niño la descubre y la destape,

y en lugar de estos versos halle flores y alertas
y
corales y baladas
y piedritas del mar y caracoles.

El mar es un azar,

¡qué tentación echar una botella al mar!


Mario Benedetti, poeta uruguayo (1920)
(explicación increíble de estos dos poemas en cervantesvirtual)

La música la pone Depeche Mode con "Enjoy the silence"

.

2 comentarios:

Low dijo...

Esta canción siempre me gustó, y eso que el grupo en general tampoco me entusiasma.

Lo de las botellitas.. anda que no habré metido yo de pequeña mensajitos en botellas y las lanzaba al mar, imaginándome que algún día algún barco o náufrago lo leería.
Las muy putas caían al peso en la orilla y se acababan enterrando. Nunca avanzaron más de 1 metro.

Lo que sí,... habeis visto la peli de Tom Hanks, "Náufrago"?
Os imaginais en una situación similar, solos con una pelota como compañero?
Es fuerte, pero qué haríais? Suicidaros?
Porque tiene que ser desesperanzador el pensar que tal vez no vayas a salir de tu isla en la vida...

Leon dijo...

A mi el grupo si me gusta y esta versión está muy bien.
El simil de la botella al mar con la vida real está muy bien, por donde va el amigo Benedetti. Lanzas algo a ver qué pasa.
La peli esa me pareció un poco truculenta, pero bueno tu pregunta es buena ¿qué haría? no tengo ni idea, pesaría por un lado la desesperación y por otro el instinto de supervivencia. Vete tu a saber.
(O el dolor de muelas)