lunes, 15 de octubre de 2007

Dolce far niente... para empezar con más ganas

"Hoy como todos los días he reservado el tiempo necesario para no hacer nada de nada."
Raymond Carver, escritor norteamericano (1938-1988)

He dedicado unos cuantos días a esa maravilla que los italianos llaman "dolce far niente". O sea no hacer nada. Llevaba un tiempo aplazando ciertos cansancios, ciertas tristezas, casi con el depósito en la reserva y esta semana, especialmente dos o tres días han servido para malgastar el tiempo, para no pensar demasiado. Como dicen los informáticos "prueba a apagar y reiniciar". Antes de empezar algo hay que preparar bien el solar y los cimientos. Vamos digo yo, que las cosas no se hacen solas. Es lunes así que ¡arreando!

El cuadro se llama "dolce far niente" y es de John William Godward.

Cantan Maniobras Orquestales en la Oscuridad... "dreaming"
y "electricity"

Y remata como tantas veces... Doctor en Alaska...

.

3 comentarios:

Mafalda dijo...

¡Que sabias palabras! La verdad que para mi uno de los mayores placeres y hoy en día privilegios es poder dedicar un tiempo a no hacer nada, a no pensar en nada. ¡Es tan necesario! Como bien dices León, muchas veces es necesario parar todo (¿Quien decía aquello de que paren el mundo que me bajo?)y no pensar, borrar y limpiar aquello que sobra o está mal y empezar de nuevo; unos buenos cimientos son necesarios para construir una vivienda sólida y duradera. Lo malo es cuando "apagas y reinicias" muchas veces. Eso no es buena señal. Ha llegado el momento de cambiar.

Leon dijo...

Diré que el reinicio ha sido bueno. Necesario el descanso, ahora a funcionar!

Chapu dijo...

Estoy con vosotros, chicos, ahora bien, ¿no deberíamos decir mejor "me gusta hacer nada"? Digo yo, ya sé que en espanish no vale lo de la doble negación (¿o si?) pero suena mejor...

aaaaay, il dolce far niente.....