lunes, 16 de octubre de 2006

La Boheme... un poco de ópera

Musseta canta "Quando men vo'"(Cuando me voy) para llamar la atención de su antiguo amor Marcello en La Boheme de Puccini, un dramón de los que ya no se escriben.

Vaya por delante que no tengo ni pajolera idea de ópera pero estas cosas gustan, la música es realmente bonita y canta Anna Netrebko, una soprano rusa bastante guapa por cierto.

Sobre esto último he leído algo muy bueno en una entrevista al extraordinario escritor Miguel Delibes, que le hace su nieta Ángeles para la revista El Semanal:
"A.C. Y la televisión, ¿te interesa?
M.D. De la televisión, me interesa lo que la gente suele rechazar: los telediarios, los programas de caza y pesca… Antes ocupaba mi tiempo libre cazando, montando en bicicleta o jugando al tenis, ahora miro cómo lo hacen otros. El tenis por televisión me ha hecho descubrir, por ejemplo, que las mujeres rusas no son feas. Parecía que el régimen soviético no disponía de mujeres presentables. Grave error. Las jóvenes tenistas que irrumpieron tras la perestroika eran ágiles y sumamente atractivas, no había una belleza cada dos docenas, sino ocho cada docena. Además, jugaban bien. Un cambio inaudito, se diría que los soviéticos querían hacer ingrato hasta el aspecto de sus mujeres y que después del comunismo habían desaparecido las feas. Tonterías, hijita, ya ves tú."
PD: Señor Delibes, es difícil decirlo mejor.

8 comentarios:

Lae dijo...

Hi! Nice blog! Add me to ur links http://2funnypictures.blogspot.com and let me know, i will add u, thanks :)

Marcin dijo...

Thanks Leon! :-) You helped me and now I can put videos on my blog. You can see it but you won't understand them..(i think) or maybe not :-) Thank you one more time.

chokkolatt dijo...

Pues el fin del régimen soviético ha hecho que me interesara en el tenis femenino también jejeje, no puedo negarlo.

Antartica dijo...

Su pasión por la caza, que no comparto, le llevó a escribir una de sus mejores novelas: "Diario de un cazador".

Lo leí siendo un crío, pero aún recuerdo detalles, como los pasos nocturnos de aquel metafórico tren.

Lo cierto es que en los regímenes comunistas, la belleza (y su ostentación) era considerada como una vanidad prescindible y peligrosa.

Aunque a mí las mujeres rusas siempre me parecieron hermosas... Conocí a una, siendo yo un niño, en un pueblo leonés. Estaba casada con el médico, quien curiosamente, era cubano.

Me pareció bellísima, tanto ella como las fotografías de sus hermanas con que adornaba su casa.

Jose David Lopez dijo...

Te vi postear en un blog d efutbol y pensé qu eel tuyo seria d elo mismo. aunque nosea así, te felicito y te espero en el mio.
Gracias

Álex E. dijo...

Normal, en cuanto dejaron de atiborrarlas de esteroides y demás cosas que les hacían correr más, lanzar más, saltar más y tener el bigote más grande de toda Eurasia, las deportistas rusas volvieron a parecer mujeres. Y qué mujeres.

Delibes me pareció un fenómeno desde que leí "El camino" allá en la EGB.

Isabel dijo...

debe ser que es la única ópera a la que ido pero me encantó, y es cierto que es un dramón, lo tiene todo pero sobre todo una historia de amor que sigue viva, y por mucho tiempo

Leon dijo...

Hay dos cosas:
Las rusas son muy guapas en general, o por lo menos las tenistas.
Y Delibes es un escritor buenísimo. Bueno bueno de verdad.

Tercera (perdón) la pieza de opera esta la conocí en la peli "Hechizo de Luna" que tenía su punto. Es muy bonita no?