domingo, 15 de octubre de 2006

Fiesta judía del Sukkot... con buena música

Están celebrando por estas fechas los judíos la festividad del Sukkot ( סוכות ), también llamada "Fiesta de las cabañas o de los tabernáculos". El origen de esta fiesta está en el recuerdo de los tumbos que dieron los antiguos judíos por el desierto buscando sin parar la tierra prometida, viviendo en cabañas y llevando consigo un tabernáculo que es una especie de santuario móvil para poder rezar en condiciones. Porque no todos los días se pone a hablar una zarza ardiendo en la montaña. El sentido general de esta fiesta el agradecimiento a Dios por no abandonar a los suyos en los tiempos duros.
Durante los siete días que dura esta fiesta, los judíos decoran su casa e invitan a ella a los siete "pastores de Israel": Abraham, Isaac, Jacob, José, Moisés, Aaron y David. También tienen que hacer un rito con una serie de cuatro plantas, agitandolas de una cierta forma. Hay muchos pequeños detalles curiosos en estas y otras fiestas judías. Lo cierto es que tiempo ya han tenido para acumular sus tradiciones, estamos en el año 5.767 del calendario hebreo.

Una gran cita yiddish "
Cuando no sabes donde vas, todos los caminos te llevarán allí"

Esta bonita canción tradicional judía se llama Hava Nagila ( הבה נגילה ) que significa algo así como "Alegrémonos". Y el saludo final es Shalom Aleichem, ( שלום עליכם ) que recuerda bastante al sáludo árabe "as-salamu alaykum" (السلام عليك), o sea "la paz sea contigo". Pues que se apliquen el cuento los dos, judíos y árabes (que tanto se parecen), porque desearse la paz es sin duda una cosa muy noble, pero dejar de matarse los unos a los otros es aún mejor.

3 comentarios:

Low Rita dijo...

Cuando leí esto de pasada pensé que era la fiesta del "Sudoku"... jaja
Pues sí, claro que cuando no sabes dónde vas todos los caminos te llevan hasta ahí.. porque cualquiera de los destinos podría haber sido tu objetivo no? (qué lío para explicar..)
A mí todas estas culturas me dejan un poco flipada. Por ejemplo, estos días cuando dimos una vuelta en barco por los canales en Amsterdam, había allí también una familia de judíos. Los niños (varones), que no tendrían más de 6 años, llevaban el gorrito ese redondo en el cogote, y los rizos por delante de las orejas... A mí me parecen muy bien sus tradiciones, pero, ¿por qué sus padres se empeñan en hacerles diferentes al resto de niños de su edad? A mí, personalmente, me parece cruel, porque sin que ellos lo decidan ya tienen la cruz de "no soy como tú". En fin....

pau dijo...

Cuan cierto es lo que decís amigos!!
Ahora me sale todo en inglés, por qué?
pax for everybody

Leon dijo...

La canción vale la pena, es muy alegre la música judía.
PD: Lo del ingles es porque he pasado a Blogger Beta y de momento da problemillas con los acentos y esas cosas.