sábado, 24 de enero de 2009

Cuaderno de Egipto IV... el trafico en Egipto

Una de las cosas más sorprendentes de Egipto para el visitante extranjero, al menos para mi, es el tráfico. He insistido mucho en esto cuando he venido contando las locuras que hemos visto, especialmente en El Cairo, pero realmente hay cosas que son difíciles de explicar.
Para que nadie piense que estoy exagerando, a pesar de los "posibles peligros" de que advierten antes de viajar al tratarse de un país islámico y con algunos antecedentes de ataques a turistas, nos sentimos bastante seguros en ese sentido todo el viaje, siendo honestos no nos pareció un lugar peligroso ni nos sentimos amenazados. No más que en algunos barrios de ciudades occidentales. El verdadero peligro en Egipto es la absoluta locura del tráfico en Egipto.
Como dicen ellos el tráfico de El Cairo es la Octava Maravilla del Mundo.
De hecho a veces uno tenía dudas, pensando conducen por la derecha como nosotros, por la izquierda como los ingleses o de las dos formas, porque no se cortan un pelo a la hora de meterse en dirección prohibida en una calle... o en una autopista, que eso lo hemos visto. Luego hacen esa gracia especial de ir encendiendo y apagando las luces en noche cerrada, que cuando eres peatón te vuelve loco porque aparecen coches cuando menos lo esperas. Porque esa es otra "cruzar las calles en El Cairo" es toda una aventura. Mira que aqui nos saltamos los semáforos y cruzamos por donde no debemos, pero es que alli la gente se tira casi encima de los coches, cruzando las calles por la mitad como en un videojuego avanzando niveles en forma de carriles. Y hay que echarle huevos, porque si no es que no pasas ni de coña, les importan un carallo los semáforos y los pasos de cebra. Lo mejor es sincronizarse con unos lugareños que anden cerca y lanzarse a la aventura en el mismo momento que ellos.
Y un par de detalles más, el tema de la bocina, porque realmente si algo distingue a El Cairo es el interminable ruido de bocinas sin parar a todas horas, las utilizan para comunicarse en plan "te voy a adelantar" o "buenos días que Alá te bendiga" pero le dan sin parar 5 o 6 veces por minuto, de hecho hemos vuelto convencidos de que el verdadero valor de un coche en Egipto no son sus caballos o su comodidad, si no el ruido que hace su claxon. Y hablando del valor de los coches, ya se sabe donde están el 90% de los Peugeot 504 y Renault 12 que se fabricaron en el mundo antes de 1980: son taxis en El Cairo.




Para que veais que no exagero esto dice la Wikipedia sobre El Cairo y su tráfico:
"
Dentro de la propia ciudad, la conducción es realmente peligrosa, llegando a ser incluso temeraria. Los cairotas no dudan en adelantar en cualquier situación incumpliendo las normas de circulación, que a su vez son estrictas, pero que en muy pocas ocasiones castigan a los infractores. La hora punta en la ciudad simplemente no existe, ya que durante todo el día puede considerarse la circulación en hora punta debido a los monumentales atascos que se producen. Por la noche la conducción se hace especialmente peligrosa, ya que los conductores cairotas sólo utilizan las luces para emitir destellos a los vehículos que deben apartarse."

Bueno, a su favor hay que decir 2 cosas. Vimos muy pocos accidentes si tenemos en cuenta aquel caos absoluto de tráfico, en parte porque van despacio y en parte porque Alá efectivamente les debe proteger. Y segundo que en el trayecto entre Luxor y Hurghada, de unos 300 kilometros, pasé alguno de los momentos más divertidos en mucho tiempo, con un conductor y un guía realmente amables, además de ver coches y vehículos varios alucinantemente adornados, iba a decir tuneados pero esa no es la palabra. Durante un rato fuimos en paralelo al Nilo por una especie de carretera, pero luego pasada la indescriptible ciudad de Qena, nos adentramos en el desierto y montañas camino del Mar Rojo, disfrutando en ese viaje de 4 horas un poco del Egipto más egipcio alejados de la corriente turista.

Qué mejor que Chris Rea con "Road to Hell" (la carretera al infierno)

1 comentario:

pau dijo...

bueno, no sé por qué no me aparecen los videos, pero volveré a este post a verlos, que tienen muy buena pinta, casi como en Cai...
Buena semana!