sábado, 17 de enero de 2009

Cuaderno de Egipto III... el color del Nilo

El Río Nilo es una verdadera pasada, en el curso del Alto Egipto (al Sur del país) no es un río particularmente ancho, por lo menos no lo es comparado con lo larguísimo que es, pero lo cierto es que tiene una magia espectacular.
Desde hace 6.000 años Egipto es un don del Nilo. Toda la vida del país se vuelca a los lados del río, que es increíblemente verde, con palmeras, ganado y cultivos, porque unos cuantos kilómetros más allá está el duro desierto y las montañas rojas. El contraste de colores y de vida es tremendo. A donde nadie vivía los antiguos egipcios lo llamaban "deseheret" que significaba tierra roja o no fértil.
Estuvimos en un agradable barco durante los primeros días en Egipto desde Asuán hasta la increíble Luxor y realmente es una gozada ver amanecer en el Nilo (aunque la foto la tomamos al atardecer, sobre las 5 de la tarde). Hacía un frío tremendo a primera hora pero luego la cosa iba mejorando hasta unos 25º más o menos que para ser Enero y estar en Europa en plena ola de frío polar, pues se agradecían. Hay miles de lanchas que cruzan a todas horas el río, desde los embarcaderos que hay por las dos orillas para vender casi cualquier cosa imaginable, recogiendo la basura, llevando pasajeros o simplemente pescando.
Lo dicho, el Nilo es un prodigio.

Recorre 6.756 kilometros y es el segundo más largo del mundo después del Amazonas y tiene dos nacimientos, el Nilo Blanco en el Lago Victoria en Tanzania y el Nilo Azul que nace en Etiopía. Durante siglos los exploradores buscaron las fuentes del Nilo en las Montañas de la Luna.
Hay hasta 6 cataratas a lo largo del río y unas cuantas esclusas como la que pasamos en Esna y que permiten hacer navegable el río a lo largo de sus distintas alturas. Además por supuesto de la gigantesca presa de la que hablabamos el otro día. Presa por cierto que tiene un curioso monumento de estilo muy soviético, porque la URSS colaboró con Egipto para la construcción de la presa en época de Nasser.

Es imposible olvidar, porque se ve y se respira a lo largo de todo el trayecto, que en este río nació una parte esencial de la historia de la Humanidad, una de las primeras y más alucinantes culturas.

Díodoro de Sicilia lo escribió así en el siglo I a.C.
"Lo sucedido en la subida del Nilo parece maravilloso a quienes lo ven y completamente increíble a quienes lo oyen. Todos los otros ríos disminuyen hacia el solsticio de verano y bajando siempre más y más durante el tiempo siguiente del verano, pero sólo él, emprendiendo entonces el principio de su desbordamiento, crece tanto cada día que, al final, inunda casi todo Egipto. Y, del mismo modo, volviendo: atrás en sentido contrario, baja durante igual tiempo cada día poco a poco hasta que llega a la posición anterior. Al ser el territorio llano y estar situadas las ciudades y las aldeas e incluso las granjas sobre montículos hechos a mano, el panorama resulta semejante a las islas Cícladas y la mayoría de los animales terrestres perecen ahogados cercados por el río, pero algunos se salvan huyendo a lugares más elevados, y los ganados son alimentados durante el tiempo de la subida en las aldeas y en las granjas, con su alimento preparado de antemano. Y las gentes, liberadas de trabajos durante todo el tiempo del desbordamiento, se dedican a la fiesta banqueteando continuamente y gozando irrefrenadamente de todas las cosas conducentes al placer. Y, a causa de la ansiedad ocasionada por la subida del Nilo, fue construido por los reyes un niloscopio en Menfis; tras medir exactamente la subida en él, los encargados de su administración envían mensajes a las ciudades en los que explican cuántos codos o dedos ha subido el río y cuándo ha hecho el principio de su disminución. De tal manera todo el pueblo se libra de la ansiedad, al ser informado del cambio a la inversa de la crecida, y todos conocen en seguida de antemano la cantidad de frutos que habrá, pues esa observación es anotada con exactitud desde hace mucho tiempo entre los egipcios. "

La música la pone Joan Baez con la preciosa "De colores"

1 comentario:

moi-ses dijo...

buenas fotos, a ver cuando los invade Israel