lunes, 30 de abril de 2007

El nombre de la Rosa... la tranquilidad y la tristeza

"Que pacífica sería la vida sin el amor, Adso, que segura, que tranquila. . . Y que triste."

Guillermo de Baskerville, El Nombre de la Rosa. (link)
Umberto Eco, escritor italiano (1932)


Macy Gray canta "I try"

14 comentarios:

Low dijo...

Tan segura, tan tranquila, tan pacífica... que sería un asco.

Buen lunes y ánimo para los que estamos levantando el país...

Mafalda dijo...

¡Que gran película! Está muy bien ambientada y Sean Connery maravilloso.
La vida sin amor simplemente no es vida.

Vic dijo...

Viva la vida y viva el amor.

Gran peli por cierto.

Estoy de acuerdo, ánimo a los que estamos levantando el país tal día como hoy

pau dijo...

Esa película sí que la ví. Qué bien vivían los frailes! Al menos comparado con el resto. Muy buena peli.
Para mi la frase es muy cierta, es la salsa, puedes estar fatal o ser el más feliz. ¿Hay término medio?

Sunkate dijo...

No, no lo hay.
Así que a disfrutar lo bueno y a capear los temporales..

la hermana dijo...

el tema del amor...buf...a mi ya me desequilbra la de por sí desequilibrada personulidad que tengo...

amanda dijo...

Es curioso... al parecer es una película... yo creí que era una novela, pero claro, si lo dice la mayoría... ;)

A mí también me gustó mucho la película, era una broma, pero nada comparado con una buena lectura. Te haces la película que quieres. :)

Un beso.

Isabel dijo...

me encanta la canción,alguna vez me he sentido identificada con la letra!!!

El nombre de la rosa es sencillamente grandiosa

Sunkate dijo...

Por cierto, y buenísima la canción. Me encanta 1/0.

macy gray dijo...

Pues sí.
Buenas noches.

Anónimo dijo...

Preciosa canción.
Y aunque la música dé esperanza, fuerza.. es triste.

"I may seem alright and smile when you leave.
But my smiles are just a front"

¿Cuántas veces habremos fingido estar bien, cuando lo que estamos es hechos una puta mierda?

¿Cuántas veces nos habremos hecho los fuertes intentando ocultar nuestros sentimientos?

¿Cuántas veces habremos respondido "Bien" a la pregunta de "Qué tal", cuando lo que realmente deberíamos decir es "Mal"?

¿Cuántas veces habremos intentado engañar al mundo con nuestras respuestas, mientras esperamos poder así engañarnos a nosotros mismos?

Da igual. Cuando te das la vuelta, y te vas a casa, solo, o te quedas en la parada esperando el autobús, tmb solo.. no valen las mentiras. Ahí estais: cara a cara. Y no hay escapatoria.

Anónimo dijo...

Cierto.
¿Y por qué hacemos eso?

Leon dijo...

Anónimo de las 22:30, muy bueno el comentario. Mejor que el post.

Mafalda dijo...

¡Cuanta verdad en las palabras de Anónimo 22:30! Me ha encantado tu reflexión.