jueves, 2 de noviembre de 2006

Las elecciones catalanas... otra visión cabreada

Seguimos con las rajadas, después del tema de la vivienda, ahora toca al tema electoral. Visto lo de ayer en Catalunya, uno no puede evitar preguntarse cómo es posible que con un triste 18% de los electores (que son tanto los que votan como los que no votan) que es lo que sacó CiU ayer se puede decir alegremente que se han ganado unas elecciones. Por no hablar del resto de partidos que salvo Iniciativa per Catalunya todos han bajado sensiblemente en número de votos. Ciutadans también ha subido. Cierto que tenía 0 votos en las anteriores elecciones, con que se votasen a sí mismos los candidatos y sus familias ya habrían subido. A ver qué hacen ahora, será interesante escucharlos.
Si el Parlament (ese o cualquier parlamento) es la representación del pueblo, lo lógico sería que de los 135 escaños, el 43% quedase vacío. Y se repartiesen los demás los que han sacado algunos votos. En este gráfico tan mono (made in Excel) se puede ver el cambio que supondría aplicar la lógica a estas elecciones. Ya sé que es un cálculo global y con circunscripción única en lugar de provincial pero cambia bastante la cosa ¿eh?
Pero amigos, estamos pidiendo imposibles, pedirle a estos mangantes, demagogos y trepas que apliquen la lógica y el sentido común es pedir peras al olmo.
Estas bajas participaciones (otro ejemplo es el referendum de la Constitución Europea) son un fracaso de TODOS los políticos. Se supone que en democracia se elige a unos representantes para que gestionen la Cosa Pública y nos solucionen los problemas a cambio de unos impuestos que nos retienen mensualmente en nuestra nómina y también de forma indirecta en cada cosa o servicio que compramos. Bueno pues esta banda de impresentables que nos ha tocado soportar (a nivel municipal, autonómico, estatal e incluso europeo) no solo no arregla nada si no que crea nuevos problemas, enredándose en discusiones bizantinas (como el marco competencial de transferencias autonómicas, el pacto por las libertades y contra el terrorismo o si el triste espectáculo de la selección española de fútbol es o no de interés general...)
Resultado la gente NO VOTA. Y no crean que no votamos por desidia o desinterés. No es eso, nos interesa y mucho la política, solo que no nos gustan ni un pelo ninguno de ustedes ni sus frasecitas facilonas. Y mucho menos como en una gran parte se están llenando los bolsillos a nuestra costa y viviendo como marajás.
Arreglen ustedes el gran problema de la vivienda, la precariedad laboral, la integración de los inmigrantes, el desastre educativo, la falta de competitividad de nuestras empresas y cosas serias. Y después cuando hayan terminado con todo eso se toman un café y debaten sobre las identidades nacionales, lo guapos y listos que son todos y si damos más legitimidad histórica a Pelayo, a Sancho el Grande, a Jaume I o al pato Donald. Al café también les invitamos.
Dijo una vez Perez-Reverte algo así como que el problema de la política no es tanto como evitar que un impresentable llegue arriba, si no que el sistema de promoción política prácticamente impide que los presentables sigan adelante. Hay tantas trabas y filtros que echan para atrás a la gente con escrúpulos y honestidad que al final las cúpulas de los partidos son colecciones de supervivientes y navajeros profesionales.
Bueno, esto es todo por hoy...¡como nuevo me he quedado!

Canta Javier Krahe - Cuervo Ingenuo
Actualización: links a puedo prometer y prometo, Halón Disparado y a Javier Ortiz.

6 comentarios:

Pau dijo...

Me has quitado las palabras de la boca!!
Apoyo tu moción de dejar vacíos los parlamentos. Y me parece que la gente está hasta los huevos de escuchar patrañas y lecciones de auténticos inútiles y trepas.
REVOLUCIÓN!!!

ccbre dijo...

Es increible que Pau, tu y yo estemos de acuerdo en algo politicamente hablando....

En lo que yo discrepo contigo es, por ejemplo:
- en la retención de las nóminas, ya está bien que nunca se acuerde nadie de los autónomos que pagamos si cabe más impuestos que vosotros los asalariados...
- Tu mania de hablar del sr Perez Reverte
En cambio coincido en la cancioncita...(ayyyyyy-suspiro) la de veces que se la puse a tu amigo el porterazo en mi coche para putearlo, casi siempre coincidía que cuando el subía al coche era la siguiente en la cinta (je,je,je) y eso que por culpa de mi tarjeta de sonido no puedo escucharla (aún no se nada de Lians)

Unha aperta y calentad la garganta para el sabado

Anónimo dijo...

Querido León,

Si dices que los políticos se deberían preocupar primero por solucionar los problemas reales de los ciudadanos, creo que ya hay algún partido en Cataluña cuyo ideario es precisamente ése.

Perdona que desconfíe de tu pretendido desencanto. No creo que te hayas leído los programas electorales antes de decidir no votar. No creo tampoco que vayas a tomar ninguna iniciativa política para resolver ese desencanto que dices compartir con tantísima gente. En definitiva, mucho quejarse de lo que según tú no hacen los demás, pero tú tampoco.

Un saludo.

Aitor.

Leon dijo...

@ Pau, lo curioso es que coincidimos viniendo de ideas políticas bastante diferentes.
@ ccbre, el control fiscal sobre los autonómos es sensiblemente más bajo que sobre los asalariados. respecto a ese amigo suyo del que habla, lo siento no lo conozco.
@ Aitor, si algo he aprendido en estos años es aquello de "hechos y no palabras".
El ideario de un partido está muy bien, suele ser muy bonito, de hecho si hacemos caso a los idearios de los partidos viviríamos en el paraíso. Pero por desgracia no es así.
No es desencanto, es cabreo. Y desde luego no pretendido. Y en cuanto a lo de los programas electorales, pues bueno me alegro de que tu aún conserves la confianza en ellos. Yo hace mucho que no me creo nada de lo que dice ninguno de ellos. En concreto en Catalunya han gobernado CiU, PSC, ERC e IC en los últimos años con lo cual la gente puede juzgar su labor real y su capacidad de entusiasmar al elector es más bien baja. En España pasa lo mismo hemos visto como lo hacía el PP 8 años y ahora como lo hace el PSOE, los hechos son más fuertes que las palabras. Creo que sí somos muchos a los que no nos gusta practicamente nada de lo que vemos.
Y yo tampoco tengo que solucionar los problemas públicos. Entre otras cosas porque yo (y muchos millones de paisanos) somos los que mantenemos el circo público con nuestros impuestos. Los que viven del tema son los que deberían preocuparse ¿no?
Personalmente la legitimidad de un parlamento con el 56% de los votos me parece cuestionable. Igual que una Constitución Europea que no llega al 45% de los electores. Tengo derecho a que me lo parezca, lo digo con todos los respetos.
Un saludo

Álex E. dijo...

¿Vaciar los parlamentos? Pero si no va nadie salvo el primer día a hacerse la foto...
Mejor sería obligarles a ir a todos los plenos, sería nuestra pequeña venganza (porque a estos tíos lo de hacer política no les gusta, ellos van a trincar).

vendell dijo...

Lo de Mas firmando las promesas ante notario tiene tela. Bueno, él sabía que no iba a gobernar en solitario, pero aún así es para pensárselo.