martes, 18 de octubre de 2011

Nueva York... y la curiosidad

Nueva York tiene una cualidad por encima de las otras ciudades, en mi opinión, y es su gran capacidad de despertar una creciente curiosidad en el visitante. Cuanto más estás y más ves, surge la necesidad de explorar otras zonas de ese micromundo de islas, puentes y túneles, lleno de gente a todas horas y por todas partes. Nueva York es como la ciudad de destino de millones de personas procedentes de todo el mundo que van alli a ganarse la vida de casi cualquier manera imaginable. Las calles huelen a comida, el calor sale de las alcantarillas, el ruido del metro a ras de calle, todo en una gran "estación central".