viernes, 20 de marzo de 2009

Tomas Moro... le dice a su futuro yerno

En "Un hombre para la eternidad" Tomás Moro le dice al pretendiente de su hija:
"Now, listen, Will. Two years ago you were a passionate Churchman. Now you're a passionate Lutheran. We must just pray that when your head's finished turning, your face is to the front again."
"Escucha Will. Hace dos años eras un apasionado católico. Y ahora eres un apasionado luterano. Debemos rezar para que cuando tu cabeza deje de girar, tu cabeza siga al frente de nuevo."

Esto para aquellas personas de creencias inquebrantables. Prácticamente todo es quebrantable y especialmente las creencias.

Lo que hay que intentar hacer, creo yo, es disfrutar en lo posible de la vida. Exprimir días como estos con tan buen tiempo, ir a la playa, a un parque, hacer algo con tu familia o tus amigos. Nada complicado, una comida o un paseo es suficiente, pasarlo bien y procurar no tocarle los huevos a los demás.

Bob Dylan con "The man in me"

2 comentarios:

bastiag dijo...

carpe diem.
a disfrutar de la primavera, q entra con fuerza.
y si, nada es inquebrantable, podemos cambiar todos nuestros principios en nada

montanero dijo...

Eso es! Mejor dejar las pelotas de los vecinos tranquilas y dedicarnos a lo nuestro

creencias, principios... no es lo mismo, aunque sí, todos podemos cambiar de opinión o parecer...

Pero lo verde no deja de ser verde!