viernes, 13 de marzo de 2009

Los dias malos... dejandolos atrás

Cada cierto tiempo aparece un día horrible. Ayer fue uno de ellos. No entraré en detalles, pero no hay nada rescatable en ese olvidable jueves. En general la semana no ha sido buena. Ha sido triste, con aniversarios duros y situaciones que te dejan sentado en el sofá cambiando de postura y buscando la forma de que se te pase la tristeza.
Y he recordado una maravillosa escena de El club de los poetas muertos, del australiano Peter Weir:
"El día de hoy no se volverá a repetir. Vive intensamente cada instante, lo que no significa alocadamente, sino mimando cada situación, escuchando a cada compañero, intentando realizar cada sueño positivo, buscando el éxito del otro, examinándote de la asignatura fundamental: el Amor. Para que un día no lamentes haber malgastado egoístamente tu capacidad de amar y dar vida."
Lo aplicaremos a todos los demás días, que suelen ser buenos o muy buenos. No creo que me pueda quejar de la vida que tengo, a pesar de días como el de ayer.
Bob Dylan con The Band cantando la tremenda "like a rolling stone" en uno de los mejores discos que tengo y tendré "before the flood"
...

3 comentarios:

jessicaalba dijo...

claro que sí, intentar pasar rápido y casi sin mirar esos días chungos (que por desgracia volverán, pero se irán de nuevo) y a disfrutar de los que se puede, esos merece la pena, así que ánimo y buen fin de semana de sol!
Y ya pasado este via crucis, yo lo terminaría con unas cuncas... glin

Zorro de Segovia dijo...

pues claro que sí hombre. Carpe diem, León.

bastiagueiro dijo...

carpe diem.
q gran pelicula, en momentos de adolescencia