lunes, 24 de noviembre de 2008

Copa Davis... triunfo inesperado

Menudo triunfo. La verdad es que no lo esperaba. Ni yo ni creo que el 99% del personal, así que más mérito aún, con todo en contra, la falta de fe de los tuyos, el público en la pista y el equipo rival.
Felicidades, enhorabuena y todo lo que se pueda decir. Por ganar y por creer en ellos mismos.

Gran artículo en Ole, diario deportivo argentino:

Sellado el disgusto del caso, siempre será mejor entender que precipitarse en el abismo del tango fatal. El equipo español es un legítimo, honroso y portentoso ganador de la Ensaladera porque lo suyo fue ejemplar en múltiples sentidos. En primer lugar afrontó sin dramas la sensible pérdida del número uno del mundo. Del as de espadas. En esa sintonía asumió humildemente su condición de punto en tierras de una banca poderosa, pero lejos de expresar debilidad esa misma humildad redundó en mayor compromiso y mayor cohesión. De allí su capacidad de sobreponerse rápidamente al feo traspié de su segunda carta brava (David Ferrer) para desde entonces nutrirse de todas las circunstancias que amenazaron con derrumbarlo. Los españoles, digámoslo, fueron superiores en todos los indicadores, incluido el del buen deportista.
(Unos verdaderos caballeros. Da gusto ser vencido por gente así.)
Por carácter transitivo, los jugadores argentinos dieron toda la sensación de haber transitado de un modo insuficiente la vereda de la comunión de fuerzas. Desde luego que ya vendrán las frases de ocasión, las desmentidas y otras variantes de la autocomplacencia o del franco Pilatos --en todo caso cada quien se las verá con el imperativo de su propia conciencia-- pero no fue indispensable demasiada perspicacia para registrar que tanto lo bueno cuanto lo malo se plasmaron al son de esfuerzos disgregados.
La vida sigue, la Davis sigue, pero habrá que ver cuándo y cómo se vuelve a disponer de un escenario tan favorable. Argentina era el granero del mundo, con todos los climas, y etcétera, pero pasó lo que pasó. ¿No será tiempo de aprender alguna lección?

La música de Bryn Christopher, The Quest:


PD: Por cierto a estas horas del lunes 24 de Noviembre la web de la Federación Española de Tenis nos anuncia la primicia de que se ganó el doble... (link)

3 comentarios:

HombreRevenido dijo...

Gran victoria, con sufrimiento y determinación. Da gusto ver a los tenistas (de natural individualista) juntarse y hacer un verdadero equipo.
Muy emocionante.

Anónimo dijo...

Pero de qué coño están hablando?? Es muy difícil de leer, mira que les gusta usar palabrejas!! están locos estos argentinos! vivan los gashegos!

DYC

Portorosa dijo...

¡Dios, vaya texto! Psicoanalistas en todo, son estos tíos...

Un saludo.