viernes, 4 de abril de 2008

Llega el viernes... a bailar con The Kinks

"La nostalgia ya no es lo que era"

Maravilla de las maravillas... "
Come dancing" de The Kinks... para animarse que ya llega el fin de semana...
Los vi en directo hace ya 15 años... buenísimos, tremendos. Esta canción es ya de 1982, cuando el grupo llevaba ya dos décadas arrasando, pero es pegadiza como pocas. Por favor, escuchenla para comenzar bien el fin de semana:


Y siguiendo con la nostalgia, un poco del Superagente 86... el gran Maxwell Smart:

99: ¡Oh, Max, qué terrible!
86: Él se lo merecía, 99. Era un asesino de Kaos.
99: A veces me pregunto si somos mucho mejores, Max.
86: ¿Qué estás diciendo, 99? Nosotros tenemos que disparar y matar y destruir porque representamos todo lo que es sano y bueno en el mundo.

Agente de KAOS: Soy un deportista. Le dejaré elegir la forma de su muerte.
86: De acuerdo. ¿Qué tal edad avanzada?

El Jefe: No tenemos pistas de dónde pueden ser capaces de infiltrarse. Podría ser incluso el Pentágono.
86: Tiene razón, jefe. Pero incluso si ellos pusieran un hombre dentro del Pentágono, eso no significa que él pudiera ser capaz de salir. Recuerdo que uno de nuestros agentes estuvo perdido allí por tres días.
El Jefe: ¿Tres días? Max, ningún agente podría estar tan confundido.
86: Bien, déjeme ver. Fui un viernes...

Senador: Señor Smart ¿cuántos arrestos hizo Control el año pasado?
86: No lo sé.
Senador: ¿Quién es el número uno de su organización?
86: No lo sé.
Senador: ¿Cuántos casos fueron asignados a Control el año pasado?
86: No lo sé.
Senador: ¿Qué haría si fuera despedido, señor Smart?
86: No pueden despedirme. Sé demasiado.

86: No me digas que me caí del caballo, 99.
99: Te caíste del caballo, Max.
86: ¡Te dije que no me lo dijeras!

Siempre me encantó ese humor tan absurdo de las noches de los lunes, algunas frases de aquella serie las habría firmado el mismisimo Homer Simpson.

2 comentarios:

Low dijo...

Sí, bonito tema... como ya no existe aquello de la gramola...

pau dijo...

Qué bueno lo de elegir la forma de muerte: "¿Qué tal edad avanzada?"

A disfrutar del fin de semana.